18 de julio de 2017 13:48 PM
Imprimir

La prohibición de exportar puede poner fin al único matadero kosher en Países Bajos

El único matadero kosher en los Países Bajos se enfrenta al cierre debido a la prohibición introducida por el gobierno a la exportación de sus productos, dijo el abogado del matadero Los operadores de Slagerij Marcus dicen que la reciente cláusula añadida a la normativa sobre los métodos de sacrificio recortarán el 40% de sus […]

El único matadero kosher en los Países Bajos se enfrenta al cierre debido a la prohibición introducida por el gobierno a la exportación de sus productos, dijo el abogado del matadero

Los operadores de Slagerij Marcus dicen que la reciente cláusula añadida a la normativa sobre los métodos de sacrificio recortarán el 40% de sus ingresos.

Esa prohibición fue incluida en un acuerdo del 5 de julio entre el gobierno y los líderes religiosos judíos y musulmanes.

Herman Loonstein se quejó de los efectos que dicha prohibición tendría en una carta que envió la semana pasada en nombre del matadero Slagerij Marcus a los líderes de la comunidad judía holandesa.

Una cláusula en el documento firmado el 5 de julio establece que se puede producir carne sin aturdimiento de los animales, como es común en la matanza kosher, pero dicha carne “no debe sobrepasar las necesidades reales de las comunidades presentes en los Países Bajos“.

Para Slagerij Marcus esta disposición significa una pérdida de aproximadamente el 40 por ciento de los ingresos, que se derivan de la exportación, dijo Loonstein a JTA, haciendo la operación “económicamente insostenible”.

El acuerdo fue una extensión y adición a un principio de acuerdo firmado entre funcionarios del gobierno y líderes religiosos en 2012. Pero la cláusula a la exportación fue añadida al acuerdo original de julio, dijo Loonstein.

Despojado del 40% de los ingresos, el matadero judío “no puede seguir existiendo”, dice la carta de Loonstein. “En resumen, el efecto de la prohibición de exportación significará el fin del último matadero kosher en los Países Bajos“.

Las leyes religiosas en el Islam y el judaísmo requieren que los animales sean conscientes cuando se les corta el cuello. Los activistas de derechos de los animales consideran esta práctica cruel, sin embargo sus defensores argumentan que resulta en un sufrimiento menor o igual comparado con los métodos de aturdimiento de la matanza industrial. Nacionalistas y activistas anti-islámicos también se oponen a la matanza ritual en Europa, aparentemente porque la ven extraña a su cultura nativa.

En 2011 la Cámara Baja holandesa aprobó la prohibición de matanza ritual con apoyo del Partido por los Animales y el partido de extrema derecha Por la Libertad. Pero el Senado holandés revocó la prohibición, alegando que infringía la libertad de culto.

Dos de las tres regiones de Bélgica han pasado en las últimas semanas regulación que prohíbe la fabricación de carne kosher y halal.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad