19 de julio de 2017 17:51 PM
Imprimir

China y la UE apuestan por los alimentos de calidad diferenciada

En la actualidad, hay más de 3.000 productos amparados por las denominaciones de origen y las indicaciones geográficas en la Unión Europea.

¿Qué tienen en común las manzanas de Yantái, el té de jazmín de Hengxian y el arroz de Panjín con la cerveza de Baviera, el queso manchego o el champán? Que son productos de calidad diferenciada en la Unión Europea (UE) y en China. En la actualidad, tanto una región como la otra están trabajando para lograr que sus productos de calidad diferenciada cuenten con la adecuada protección. Este acuerdo bilateral se confía en alcanzar durante este año. Tratar este tema implica conocer un poco más sobre los alimentos de calidad diferenciada, como se aborda en este artículo.

Los alimentos de calidad diferenciada están en auge en todo el mundo. Por ello, la UE y China quieren tratar de evitar las imitaciones o falsificaciones con estos alimentos y proteger de forma adecuada al consumidor ante posibles fraudes en la calidad de los productos.

Algunos de los alimentos que se contemplan por parte de la Unión Europea son los siguientes:

  • Cerveza de Baviera (Bayerisches Bier).
  • Queso feta.
  • Queso manchego.
  • Champán.
  • Queso gorgonzola.
  • Vodka polaco (Polska Wódka).

Por la vertiente de China, se busca proteger alimentos característicos de este país como los siguientes:

  • Manzanas de Yantái (Yantai Ping Guo).
  • Té de jazmín de Hengxian (Hengxian Mo Li Hua Cha).
  • Arroz de Panjín (Panjin Da Mi).
  • Mango de Baise (Baise Mang Guo).

Desde la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comisión Europea se apuesta por este tipo de acuerdos para proteger de forma global estos alimentos. Así lo confirma el comisario de Agricultura, Phil Hogan, cuando declara que los productos con indicación geográfica de la UE son todo un éxito y sus ventas crecen a nivel mundial. “Los consumidores de todo el mundo confían en nuestro sistema de indicaciones geográficas -sostiene Hogan-, lo que significa que confían en el origen y la calidad de los productos y están dispuestos a pagar un precio más alto por esos productos y, por ende, una prima mayor al agricultor”.

En su opinión, “trabajar estrechamente con nuestros socios comerciales mundiales, como China, no tiene más que ventajas: beneficia a nuestros agricultores y a nuestra agroindustria, refuerza las relaciones comerciales entre operadores con una misma visión y, por supuesto, beneficia a los consumidores de las dos partes”.

Los productos de calidad diferenciada cuentan con una trayectoria muy larga en la Unión Europea. Algunas de las denominaciones tienen décadas de existencia y, de la misma forma, la UE regula en esta materia desde hace muchos años. En la actualidad, el marco legal para los alimentos de calidad diferenciada en la Unión se basa en el Reglamento nº 1151/2012 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de noviembre de 2012, sobre los regímenes de calidad de los productos agrícolas y alimenticios.

 

Denominación de origen o indicación geográfica, ¿cuáles son las diferencias?

La denominación de origen se emplea con alimentos que cumplen estas características:

  • Son originarios de un lugar determinado, una región o, excepcionalmente, un país.
  • Su calidad o características se deben fundamental o exclusivamente a un medio geográfico particular, con los factores naturales y humanos inherentes a él.
  • Todas las fases de producción tienen lugar en la zona geográfica definida.

Se habla de indicación geográfica en el caso de que los alimentos cumplan estos requisitos:

  • Sean originarios de un lugar determinado, una región o un país.
  • Posean una cualidad determinada, reputación u otra característica vinculada a su origen geográfico.
  • Una de las fases de producción, como mínimo, se realice en la zona geográfica definida.

Hay más de 3.000 productos amparados por las denominaciones de origen y las indicaciones geográficas en la Unión Europea. Además, tienen un elevado valor en la balanza de exportaciones agroalimentarias de la UE: representan al 15%, con un valor de unos 54.300 millones de euros. La UE valora estos aspectos y, por supuesto, la relevancia e impacto que tiene China en el mercado mundial de productos agroalimentarios. Por ello, trabaja para proteger y fomentar estos alimentos mediante este tipo de acuerdos bilaterales.

En el caso de China, en 2010 se comenzó con las negociaciones que ahora están a punto de fructificar. Es importante que en mercado global los distintos operadores velen por la protección de aquellos alimentos con especiales características y, de esta forma, contribuyan a frenar los posibles fraudes o falsificaciones de alimentos.

Por tanto, es fundamental verificar la información que trasladan los productos con denominación de origen o indicación geográfica para distinguirse de los de producción normal. El marco establecido por el Derecho Alimentario en la Unión Europea da las garantías suficientes para diferenciar estos productos y, en su caso, poder adquirirlos. Los operadores alimentarios son los responsables de transmitir la información en el etiquetado para tener todas las garantías sobre la identidad de los alimentos de calidad diferenciada.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Consumer

Publicidad