20 de julio de 2017 11:06 AM
Imprimir

“Ya no le alcanza que se hayan eliminado retenciones”

Así lo indicó el Ministro de la Producción de Santa Fe, Luis Contigiani

 

Luis Contigiani, al frente de la cartera de Producción en Santa Fe y precandidato en cabeza de lista por el Frente Progresista, aseguró que la eliminación de retenciones ya es insuficiente para que al pequeño y mediano agricultor le cierren los números.

En diálogo con El Enfiteuta -en rueda de prensa en el predio ferial de Palermo-, Contigiani, remarcó las “profundas diferencias” desde lo ideológico y conceptual con el actual Gobierno nacional de Cambiemos, al que calificó como “un gobierno de derecha”.

Si llega al Congreso, algo que es más probable que improbable, Contigiani asegura que hay temas ineludibles que llevará al Parlamento como una ley de lechería en el formato de un Instituto lácteo, la ley de semillas y nada menos que una nueva ley de arrendamientos o contratos agrarios “para terminar con los contratos accidentales” de los campos y la política rentista. Cree además que ninguno de estos temas está hoy en la agenda legislativa, y tiene razón.

Desde su experiencia dentro del Ejecutivo provincial, Contigiani, sostuvo que el empleo pudo sostenerse estable en los números de Santa Fe no precisamente por la política desarrollada desde la nación, sino a pesar de ella. Con la apertura de importaciones, suba de tarifas, aumento de costos de insumos y transporte y caída del poder adquisitivo de la población “mantuvimos en números redondos unos 500 mil empleos registrados”.

Ello a pesar de los sacudones en los distintos sectores de la actividad que son fundamentales para la economía de la provincia como textil, calzado, línea blanca como heladeras, bienes de consumo y alimentos, cuyas importaciones el Gobierno de Macri abrió sin medir las consecuencias que podría acarrear para fábricas y trabajadores.

Contigiani asegura que personalmente participó de “170 procedimientos de crisis laborales” entre las empresas y los trabajadores, aproximando a las partes en una mesa de negociación para que no se cerraran más fábricas y no hubiera pérdidas de trabajo. “Si no hubiéramos procedido con esas políticas, los números de desocupación de Santa Fe serían ahora similares a los de la Nación”, sostiene.

Para el funcionario santafecino, el de Macri “es un gobierno de derecha” y agrega que hoy su estrategia se resume en dos aspectos: “bajar el costo laboral” y “bajar impuestos”. Pero añade que desde la macroeconomía se fomenta una  “fiesta financiera” que es la contracara de la “economía recesiva” en la producción real.

Esas políticas desde el gobierno nacional hacen que “un silo fabricado en Brasil y puesto en la Argentina, sea más barato que un silo fabricado en Las Parejas, Santa Fe”, y eso no se debe a los costos laborales sino al precio de insumos como la chapa concentrada en un par de empresas.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente:

Publicidad