21 de julio de 2017 02:22 AM
Imprimir

MGAP investiga presencia de enfermedad porcina en Uruguay

Inquietud en Argentina: el Ministerio de Producci贸n de Entre R铆os se declar贸 "en alerta"

El Ministerio de Ganader铆a, Agricultura y Pesca (MGAP), a trav茅s de la Direcci贸n General de Servicios Ganaderos (DGSG), inform贸 a la OIE que investiga la presencia de PPRS (S铆ndrome Disgen茅sico y Respiratorio Porcino) en Uruguay, seg煤n se confirm贸 esta noche a El Observador desde el MGAP.

Esta situaci贸n (ver m谩s adelante) ha generado una importante preocupaci贸n en Argentina, concretamente en la provincia de Entre R铆os, donde han tomado medidas dada esta situaci贸n que indican ocurre en Uruguay y los puede afectar.

Desde el MGAP se indic贸 que se trata de una enfermedad viral que no afecta a las personas ni altera la calidad sanitaria de la carne porcina. Vale se帽alar que se caracteriza por alteraciones en la reproducci贸n en cerdas y por problemas respiratorios en los lechones y cerdos de engorde.

En la comunicaci贸n oficial realizada por el MGAP se indica que se trata de la “aparici贸n por primera vez de una enfermedad de la Lista de la OIE” y que surge de “pruebas de diagn贸stico de laboratorio avanzadas (por ejemplo virolog铆a, microscop铆a electr贸nica, biolog铆a molecular e inmunolog铆a)” realizadas. Oficialmente se inform贸 que “comenz贸 una investigaci贸n epidemiol贸gica en establecimientos involucrados, adem谩s en aquellos establecimientos de cr铆a de suinos que importaron reproductores en los 煤ltimos 10 a帽os. Se continuar谩 con muestreos en plantas de faena”.

La DGSG convoc贸 a los veterinarios de libre ejercicio para comunicarles esta situaci贸n y se conformar谩 un equipo de trabajo. Por otro lado, se inform贸 que las muestras est谩n siendo procesadas en el laboratorio oficial (Dilave) por t茅cnicas serol贸gicas y PCR. La comunicaci贸n oficial indica que en caso de encontrar animales positivos, las muestras ser谩n enviadas a un laboratorio de referencia de la OIE.

Establecimientos en Canelones y Salto

La comunicaci贸n oficial a la OIE fue realizada ante la reciente publicaci贸n cient铆fica uruguaya que da cuenta del hallazgo de resultados positivos de la enfermedad en dos establecimientos porcinos en Canelones y Salto. Por otro lado, vale consignar que la notificaci贸n fue realizada, pese a que no hubo reporte cl铆nico denunciado por productor o veterinario interviniente a las autoridades sanitarias competentes.

Por otro lado, se informa que los Servicios Ganaderos del MGAP vienen realizando estudios serol贸gicos para confirmar oficialmente la presencia del virus en el pa铆s. Se estima que los resultados definitivos a dichos an谩lisis ser谩n conocidos en los primeros d铆as de la semana pr贸xima. De todas formas, se se帽ala que con la escasa informaci贸n disponible, se han tomado los recaudos necesarios para evitar la propagaci贸n de la eventual enfermedad.

Sobre las advertencias que en los 煤ltimos d铆as algunos servicios sanitarios de la regi贸n han realizado sobre el tema, se informa que al no ser un pa铆s exportador de animales vivos y de semen de reproductores porcinos, Uruguay tampoco reviste peligro a los pa铆ses linderos. De todos modos, se anuncia que de confirmarse los focos, se realizar谩n campa帽as de informaci贸n. La idea es mejorar los niveles de bioseguridad en predios comerciales.

Vale se帽alar que por la posible presencia de PPRS en Uruguay, el Senasa de Argentina notific贸 la suspensi贸n de las autorizaciones de importaci贸n de gen茅tica (reproductores y semen) y productos porcinos provenientes de Uruguay.

Ante la OIE, Uruguay quedo comprometido a enviar peri贸dica y r谩pidamente informaci贸n adicional.

驴Qu茅 es el s铆ndrome disgen茅sico y respiratorio porcino?

El s铆ndrome disgen茅sico y respiratorio porcino (SDRP), tambi茅n denominado enfermedad de la oreja azul, es una enfermedad muy difundida que afecta a los cerdos dom茅sticos. Entre los s铆ntomas cabe citar problemas de reproducci贸n, neumon铆a y mayor susceptibilidad a infecciones bacterianas secundarias. Es causado por un virus clasificado en el g茅nero Arterivirus.

La enfermedad fue reconocida por primera vez en los Estados Unidos en 1987, y el virus causal fue identificado en los Pa铆ses Bajos en 1991. El s铆ndrome disgen茅sico y respiratorio porcino est谩 inscrito en la lista de enfermedades del C贸digo Sanitario para los Animales Terrestres de la OIE, y los Miembros de la OIE tienen la obligaci贸n de notificar los brotes a la OIE conforme al C贸digo Sanitario para los Animales Terrestres de la OIE.

驴D贸nde existe la enfermedad?

La enfermedad se registra actualmente en la mayor parte de 谩reas del mundo donde se cr铆an porcinos. Adem谩s de Europa y Norteam茅rica, fue identificado en China en 1995 y est谩 presente en Jap贸n, Vietnam, Filipinas, Malasia y Corea, entre otros pa铆ses de Asia. Australia, Nueva Zelanda, varios pa铆ses europeos, partes de 脕frica e India est谩n indemnes.

驴C贸mo se transmite y propaga la enfermedad?

Seg煤n parece, la transmisi贸n del virus SDRP en la pr谩ctica se debe con frecuencia al movimiento de animales infectados. Los cerditos nacidos de las hembras infectadas no siempre presentan signos pero pueden ser excretores del virus.

No obstante, el virus se encuentra tambi茅n en la materia fecal, orina y semen y puede propagarse por medio de los veh铆culos o suministros, incluso los insectos son una fuente potencial de propagaci贸n. Asimismo existe la posibilidad de transmisi贸n por el aire. Se ha demostrado que la enfermedad puede transmitirse tambi茅n por inseminaci贸n artifi cial si el semen est谩 contaminado con el virus.

驴Cu谩les son los signos cl铆nicos?

Como lo sugiere el nombre, hay dos s铆ndromes asociados al SDRP; el fracaso de reproducci贸n en las cerdas y la enfermedad respiratoria en los juveniles. El fracaso de la reproducci贸n se caracteriza por infertilidad, abortos, cerditos nacidos muertos o nacidos d茅biles que en general mueren poco despu茅s del nacimiento debido a la enfermedad respiratoria y a infecciones secundarias. El estado de pre帽ez, el estado inmune de la cerda y la virulencia del virus determinan los efectos de la infecci贸n.

En los verracos y las cerdas j贸venes y adultas de reposici贸n no apareadas, se puede observar fiebre pasajera y anorexia, pero la infecci贸n es con frecuencia inaparente en estas categor铆as de animales.

El virus tiene una predilecci贸n por los macr贸fagos (leucocitos) en los pulmones, donde se reproduce y reduce la respuesta inmune. El s铆ndrome respiratorio se reconoce por la dificultad para respirar, fiebre, p茅rdida de apetito y apat铆a, decoloraci贸n roja del cuerpo y orejas azules.

Los cerdos m谩s j贸venes son los m谩s afectados. La mortalidad suele ser alta, aunque los animales infectados a veces no manifiesten ning煤n signo. Y aunque tambi茅n se conozca como enfermedad de la oreja azul, por el suministro restringido de la sangre, este es solo un signo transitorio.

Con cepas m谩s virulentas, como ocurri贸 en los brotes de China en 2006, se pueden registrar cerdos muertos sin que haya habido signos de alerta.

驴C贸mo se diagnostica la enfermedad?

Dado que para el aislamiento del virus se necesitan c茅lulas porcinas y t茅cnicas especializadas, la detecci贸n serol贸gica es com煤n. Las directrices para el diagn贸stico de la enfermedad se describen en el Manual de las pruebas de diagn贸stico y las vacunas para los animales terrestres de la OIE.

Lo que dicen en Argentina

Seg煤n se public贸 en el portal infocampo.com.ar, el Ministerio de Producci贸n de Entre R铆os se declar贸 “en alerta” y mostr贸 su preocupaci贸n frente a la publicaci贸n realizada por cient铆ficos de la Rep煤blica Oriental del Uruguay, que dieron a conocer los resultados positivos al virus del s铆ndrome respiratorio reproductivo en porcinos (PRRS), seg煤n indic贸 T茅lam.

La enfermedad no afecta a las personas ni altera la calidad sanitaria de la carne porcina, ya que el virus se caracteriza por alteraciones en la reproducci贸n en cerdas, como abortos y nacimiento de animales muertos, y por problemas respiratorios en los lechones y cerdos de engorde.

La decisi贸n del Ministerio se bas贸 en la necesidad de “tomar precauciones para no poner en riesgo una cadena, que genera valor agregado y puesto de trabajo genuinos”, asegura la agencia de noticias.

El director de Ganader铆a Bovina, Porcina y Av铆cola de Entre R铆os, H茅ctor Schell, coment贸 que “si bien el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) no ha recibido ninguna notificaci贸n formal por parte del Uruguay, el gobierno provincial advierte fundamentalmente a los integrantes de la cadena de valor porcina”.

En el caso de las granjas, “la enfermedad suele ingresar frecuentemente por introducci贸n de animales nuevos y de semen”, confirm贸 el funcionario.

Schell tambi茅n inform贸 que por este motivo el Senasa decidi贸 reforzar las medidas de seguridad para evitar el ingreso del PRRS, “ya que se trata de una enfermedad de notificaci贸n obligatoria que nunca fue detectada en la Argentina”, indic贸 T茅lam.

En el pa铆s la vacunaci贸n contra PRRS est谩 prohibida y por lo tanto “la prevenci贸n se centra en la toma de medidas de control, a fin de evitar el ingreso de la enfermedad y en su detecci贸n temprana”.

Tambi茅n destac贸 que el Senasa lleva adelante la vigilancia epidemiol贸gica de las granjas porcinas mediante la toma de muestras de suero desde 2007 y el control de la totalidad de los animales importados.

Medidas del Senasa

Entre las medidas del Senasa para proteger la producci贸n porcina nacional figuran: la suspensi贸n de las autorizaciones de importaci贸n de cerdos vivos, semen, carne y subproductos porcinos provenientes de Uruguay.

Schell pidi贸 que no se intercambien animales ni semen “de origen desconocido” y “evitar el ingreso y el contacto de sus cerdos con personas ajenas a la granja, especialmente si tambi茅n trabaja en granjas uruguayas”.

Recomend贸 adem谩s “limpiar y desinfectar los camiones y otros veh铆culos, ya que estos y sus conductores son factores de alto riesgo por estar en contacto con otros establecimientos o frigor铆ficos”.

Asimismo, el lugar de carga y descarga “debe estar alejado del 谩rea donde se alojan los animales”, record贸 el funcionario, que reclam贸 “mantener actualizado un libro de registros de ingresos de visitas y veh铆culos”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Observa

Publicidad