21 de julio de 2017 12:15 PM
Imprimir

Nicaragua : Claves para mejorar la ganadería de doble propósito

Sustentable. El sistema de doble propósito es el más rentable de la ganadería, al duplicar el ingreso doble con la venta de sus carnes y de la leche que estos producen.

La ganadería de doble propósito describe un sistema de producción conjunto de carne y de leche, y no corresponde a una raza o a un grupo específico de raza de ganado bovino, sino que está relacionado con los cruces. Según el ganadero de la Finca del Pilar, Julio Torres, con los años, las zonas templadas y cálidas han venido ordeñando y vendiendo regularmente su leche, aumentando su oferta y por consiguiente el consumo per cápita, que básicamente obedecía al ingreso diario que producía la leche, que aunque bajo, aliviaba y aún es parte sostenible de las necesidades de liquidez de las fincas, mejorando así la rentabilidad atribuible a la venta de animales para carne.

A partir de esos ideales, los productores comenzaron a ordeñar vacas de carne para que se buscara aumentar la producción de estas al cruzarlas con otros animales de razas lecheras. De esta forma, Torres expresa que el ganadero promedio encontró que el nuevo sistema de producción tenía mayor competitividad medida en términos de gastos e ingresos, y señala que la productividad de las vacas lecheras es muy superior a 4.5 o 5 litros diarios.

Por características de rendimiento como potencial de producción, resistencia al medio ambiente, a las plagas y enfermedades; además de su eficiente fertilidad, el ganado doble propósito aporta a la generación de flujo de caja diario, semanal o quincenal con la venta de leche. Además, señala Torres, quien también se desempeña como médico veterinario, que este ganado tiene la facilidad de adaptarse al trópico, en especial a zonas calientes y húmedas del país. Con el ganado de doble propósito se logra un constante ordeño, lo que genera la venta diaria de leche.

Consideraciones

El experto aconseja a los productores alimentar al ganado con pasturas de calidad con lo que se garantiza el aumento en la producción de leche, recrear el cultivo de arbustos en los corrales abiertos con un sistema silvopastoril para generar bienestar animal y realizar cruzamientos de ganado cebú con más razas, entre las que recomienda la holstein, normando, pardo suizo y simmental. En nuestro país el cruce más común es entre el gyr y el holstein, a fin de aumentar la producción de leche y garantizar la adaptabilidad de los animales al trópico nacional. “Las reses cebuinas (gyr) producen buena leche y alcanzan la preñez más rápido”, afirma el ganadero.

Torres considera que este sistema genera más empleo, aunque de nada sirve el aprovechamiento de estas bondades si el productor no hace un manejo adecuado del hato. Nutrir a los bovinos con alimento de calidad ayuda a que se reproduzcan sin contratiempos, nazcan crías saludables y las hembras produzcan suficiente leche.

Por eso, entre las claves para mantener rentabilidad en el negocio del sistema doble propósito, resaltó que es fundamental la toma de datos, como lo hacen las ganaderías especializadas. Otro aspecto importante para el productor y veterinario es destacar que el éxito de la productividad es medir la producción y reproducción, ver en dónde se debe mejorar, y con ello deja en claro que la genética no es lo único importante, sino que también la asistencia técnica y un plan de sanidad también lo son.

En concreto

“Las claves para mejorar la ganadería de doble propósito contempla los siguientes aspectos: proporcionarle al ganado alimento de calidad, no olvidar la inclusión de silvopastoriles en los terrenos abiertos y de gran extensión en las fincas, optar por el mejoramiento genético, llevar una toma de datos del ganado, vigilar el estado de los animales a través de asistencia técnica, priorizar sus cuidados en sanidad; y llevar un control en medidas de preproducción y producción.

Tomar en cuenta

A la vez Torres recuerda a los productores el ser amigables con el medio ambiente. El experto ejemplifica que en las regiones con suelos de alta fertilidad natural en los países de América tropical, los cultivos intensivos han desplazado a la ganadería bovina hacia áreas de suelos marginales, de ahí que insiste en que tengan cuidado con el desarrollo de una ganadería bovina extensiva asentada sobre suelos sin aptitud de uso ganadero, ya que como consecuencia de ello, la producción de carne y de leche bovina no sería de calidad.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad