22 de julio de 2017 10:01 AM
Imprimir

“La producción argentina en China es competitiva frente a los precios de alimentos que ofrecen los supermercados de lujo”

Lo dijo el embajador argentino en Beijing, Diego Guelar. Destacó la oportunidad que se le abre al país para abastecer a un mercado de alto poder adquisitivo de más de 300 millones de personas.

“Tenemos que romper la idea (que tienen el productor y exportador local) de que el costo argentino y el flete no nos hacen competitivos” en las góndolas de China, consignó Guelar, que consideró que, con la posibilidad de recibir la habilitación para enviar carne enfriada y con hueso, se abrirán nichos de ventas donde hoy la carne vacuna que se envía de primera calidad solo sirve para hacer hamburguesas en ese mercado.

Según el diplomático argentino, “no es cierto que no tengamos precios por costos, sino que debemos evaluarlos en base al precio que pagaría el consumidor chino”, que pueden considerar en este mercado asiático como alimentos suntuosos.

Guelar aseguró que la producción argentina en China “es competitiva frente a los precios que ofrecen los supermercados de lujo” en las principales ciudades de ese país, donde se pueden vender productos claves como carne vacuna y porcina, junto a los lácteos, que “ofrecen una enorme oportunidad, ya que lácteos no hay“.

Además de tener en cuenta la “centralidad” que ofrece el área Pacífico, el embajador en Beijing manifestó que “la bandera de calidad de la carne bovina argentina no representa hoy lo que era: hay que recuperarla, ya que no es que se maten (en el sudeste asiático) para comprar la carne argentina, hay que hacer un esfuerzo vendedor”.

Diego Guelar: “La bandera de calidad de la carne bovina argentina no representa hoy lo que era: hay que recuperarla”

Allí, con cortes principalmente como el garrón de los vacunos, Guelar indicó que “hoy la carne argentina que enviamos a China va a la industria para carne picada”.

Según sus números, en el 2016, el consumo de proteína animal en China fue de 90 millones de toneladas, de las cuales 5 millones fueron exportación: un 62% es porcina, 22% aviar, 8,4% vacuna y 5,4% es carne ovina.

Agregó que en el período 2009-2016 las exportaciones de carne aumentaron 34 veces, al pasar de 17 mil toneladas a 600 mil, mientras que para los próximos siete años, se apuesta a que dicha proporción crecería a razón de casi 100 veces.

“La demanda de carne de China pasó entre 2009 y 2016 de 17 mil toneladas a 600 mil,  se apuesta a que dicha proporción crecería a razón de casi 100 veces”

“Para construir una política agroexportadora, especialmente en carnes, China no tiene 1.400 millones de habitantes, sino que tiene 300 millones de consumidores que conforman una clase media a muy alta que son ávidos de productos extranjeros, particularmente alimentos a partir de un gran desarrollo de supermercados de lujo. En una década serán 500 millones”, dijo.

“La concepción del valor fijado allí -agregó al disertar en el marco de la Mesa de Carnes en la Rural- no está ligado al costo, sino al valor aspiracional del consumidor: hay que estudiar los canales de comercialización de China”.

Comentó que un kilo de cerezas de Chile, en los mencionados supermercados suntuosos, se vende a 100 dólares, ya que la fruta es un lujo y sustituye a los bombones.

El rol del Mercosur

En China, indicó que la región del área Mercosur representa el 24% de las compras de alimentos, a partir de lo cual ocupa el primer lugar, seguido por Estados Unidos, que concentra el 20% de las compras de productos primarios.

Por ello expresó que el Mercosur debe tener como bloque acuerdos comerciales con China, a partir de generar protocolos de seguridad alimenticia y de calidad.

De allí surge el pedido de Argentina para que se instalen en el país oficinas de la autoridad sanitaria china (la ASSIGN) para la región, con el objeto de acelerar la tramitación de exportaciones en un área que debe atender pedidos de 120 países proveedores

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Infobae

Publicidad