22 de julio de 2017 12:30 PM
Imprimir

Los jóvenes y emprendedores apuestan por la innovación

"Nuestro límite es nuestra propia capacidad", dicen en el semillero del agro.

El campo joven es diverso, emprendedor y tecnológico. Al menos esa es la impresión que dejó el panel dedicado al “semillero” del agro, en el que participaron Juan Manuel Barrero, socio del estudio contable Barrero & Larroudé; Andrea Sordelli, presidente del Ateneo de la Sociedad Rural Argentina; Christian Zechner, fundador de Sismagro y Maximiliano Landrein, cofundador de Agrofy.

Moderados por José del Rio, adscripto a la Secretaría General de LA NACION, hablaron sobre sus proyectos y desafíos. “Nuestro límite es nuestra propia capacidad”, comenzó Barrero casi en tono motivacional. Además de liderar el estudio que nació en Trenque Lauquen, el contador cocreó el club de emprendedores Hatch y preside la Unión Argentina de Jóvenes Empresarios (Unaje). “Estamos en la industria del servicio, que no tiene límites geográficos y nos da la posibilidad de pensarnos en grande”, dijo.

Christian Zechner
Christian Zechner. Foto: LA NACION

Sordelli preside un organismo dentro de la Sociedad Rural Argentina que tiene como objetivo formar a futuros dirigentes del agro. “El futuro del campo tiene un poco más de participación femenina”, aseguró, ya que el grupo que dirige “es mixto”. Por otro lado, se refirió a lo que cambió con la entrada de su generación al sector: más intercambio intergeneracional y más federalismo, señaló. “Nos reunimos en Corrientes y Florida y no hay nada más porteño que eso -puntualizó-. El desafío está en no perder el hilo con quienes se vuelven al interior o al exterior”. Recordó que la Sociedad Rural está interesada en “generar arraigo en el interior” y “crear redes de trabajo”.

El “arraigo” también le interesa a Zechner. El creador de Sismagro, un software para la gestión y planificación del campo, resaltó que intenta concientizar a sus colegas y clientes sobre utilizar la tecnología que se produce en la Argentina. De ese modo, explicó, se cambiaría el modelo del emprendedor local que primero debe demostrar su capacidad en el exterior para triunfar en su propio país.

“No nos puede ir mal en el sector: tenemos mucho know how del agro y muchos jóvenes enfocados en hacer lo que hay que hacer”, opinó sobre la oportunidad de la Argentina en el mundo.

En el mismo sentido, Landrein opinó que la Argentina “debe ser proveedora de la tecnología y el conocimiento en el agro”. Continuó: “Darle valor agregado a las materias primas era el desafío del siglo XX y desgraciadamente todavía lo estamos discutiendo. No tenemos buenas rutas pero deberíamos estar discutiendo cómo desarrollamos tractores autónomos”. Recordó que el sector manufacturero sufrirá una fuerte automatización en la próxima década y finalizó: “Hay alguien que tiene que poner el foco en lo que viene porque cuando lleguemos vamos a estar 100 años tarde”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente:

Publicidad