23 de julio de 2017 01:51 AM
Imprimir

Severa crítica a la clausura del frigorífico

La firma radicada en Bariloche explicó lo sucedido y negó que hayan decomisado carne vencida en el lugar. Sí admitieron que tienen fallas en infraestructura.

Uno de los dueños del frigorífico Río Negro, Mario Barbagelata, anunció que evalúa iniciar acciones legales contra el municipio por haber difundido la clausura de las instalaciones de la firma en el barrio Ñireco el último jueves debido a “carnes vencidas y sin rótulo, entre otras irregularidades”.

El juez de Faltas, Gustavo Contín, levantó la clausura del frigorífico al día siguiente. “Lo hizo al constatar que la mercadería estaba en perfecto estado. No hubo un solo gramo de carne decomisada.

El mismo Contín reconoció que el municipio no debería dar ese tipo de información hasta que él mismo confirme la medida. “Hubo una irresponsabilidad total, la información fue falsa y el daño que nos hicieron es enorme”, expresó Barbagelata.

El empresario denunció que el procedimiento fue realizado por “personal municipal que no es profesional en el área”.

“El operativo lo llevó a cabo una madre cuidadora y una exinspectora de tránsito que sólo llevaban barbijos y guantes. Tenían calzado de calle y no contaban con libreta sanitaria. Pedimos la presencia de un veterinario y Contín asistió con uno de la Dirección de Ganadería de la provincia ya que no hay veterinarios en el área”, dijo Barbagelata.

El frigorífico tiene 104 empleados y según informaron, manejan un stock de 200.000 kilos de carne.

“El municipio informó que teníamos 2.000 kilos de mercadería vencida pero nadie pesó la carne. Sólo 4 contenedores fueron intervenidos por tener la fecha vencida, que no llegan al 1% del stock. Nos agarró la nevada, el comienzo de la temporada y muchos empleados no pudieron venir a trabajar”, señaló Barbagelata.

Admitió que cuentan con fallas de infraestructura “porque el edificio es viejo” y aseguró que el próximo lunes, acordaron presentar un plan de readecuación de obras.

El día del operativo tuvo momentos de fuerte tensión por la resistencia de los empleados y directivos de la planta. Los inspectores alertaron de la situación al juez de faltas Gustavo Contín, quien reclamó de inmediato apoyo policial.

Uno de los propietarios de la firma, Mario Berger, se quejó de que el municipio “manda una inspección cuatro días después de una nevada tan grande”.

 

El dato
2.000
kilos de carne vencida decomisada es lo que informó el Municipio cuando se concretó el procedimiento.
El operativo municipal se hizo en medio del temporal de nieve. La firma dice que ese día muchos empleados no pudieron ir a trabajar
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: www.rionegro.com.ar

Publicidad