23 de julio de 2017 10:05 AM
Imprimir

Frigoríficos santafesinos en crisis, un balance preocupante

Desde la cámara sectorial advierten que podría haber despidos y hasta cierre de plantas. Afirman estar sufriendo el efecto de los malos precios del recupero, la suba de tarifas y el atraso cambiario. Desde Nación les confirmaron que no tendrán REPRO

Los frigoríficos santafesinos se manifestaron en alerta, producto de la conjunción de varios factores que afectan al sector y complican a varias empresas. El “paquete” compuesto por el bajo valor del “recupero” -cueros y menudencias que se destinan a la exportación-, la creciente presión impositiva y la suba de tarifas, más nuevas normativas nacionales para combatir la informalidad de dispar acatamiento, derivaron en el inicio de varios Procedimientos Preventivos de Crisis (PPC) -que se tramitan a nivel provincial- y el pedido de REPRO (Programa de Recuperación Productiva) ante la Nación.

Sergio Rodríguez, presidente de la Cámara de Frigoríficos de Santa Fe (Cafrisa), aseguró: “estamos con luz roja en la industria frigorífica, con grandes problemas en los valores de los cueros y los subproductos”. El problema es tal que -afirmó- hay curtiembres que dejaron de retirar los cueros en algunas plantas. “Hay pocas esperanzas de que esto mejore”, se desalentó. Y agregó que si bien la provincia otorgó los PPC no ocurre lo mismo con los REPRO nacionales, que hasta 2016 se otorgaron y ahora la autoridades confirmaron que no los concederán.

Uno de los casos más resonantes es el de Vicentín Faenas en Villa Ocampo, planta que cerró sus puertas una semana a comienzos de junio. El golpe final, según Rodríguez, fue el efecto de las nuevas normativas emanadas de Nación para combatir la informalidad del sector. “La mayoría de los carniceros usaban la matrícula de los frigoríficos para faenar y una nueva exigencia lo impidió, además de hacer una reinscripción de carniceros y matarifes abastecedores; ellos (Vicentín Faenas) cumplieron, pero significó que muchos usuarios se fueran a faenar al Chaco, donde no le exigen esa matrícula y eso hizo que se les caiga la faena”.

Desde el 1º de marzo rige a nivel nacional un nuevo sistema de fiscalización ideado por la SCCA, (Subsecretaría de Control Comercial Agropecuario) que fortaleció el Registro de operadores de la AFIP al implementar el pago a cuenta del IVA industrial. Fue este cambio el que precipitó la crisis en el frigorífico del norte santafesino. Por eso Rodríguez consideró necesaria la fiscalización, que “ha dado muy buenos resultados”, pero en esa zona “faltarían más controles” para que exijan en Chaco que los carniceros saquen su matrícula. Y que también respeten el kilaje mínimo de faena, porque en Villa Ocampo “pegó muy fuerte” la caución de $10,000 por animal por cada animal faenado con menos de 300 kilos. “Ellos (Vicentín Faenas) lo implementaron y hay usuarios que se fueron a otros frigoríficos que no cumplían esa exigencia”, dijo.

Cinco en problemas

La cámara santafesina cuenta con 23 plantas adheridas, con capacidades entre 4.000 y 20.000 cabezas mensuales, entre las cuales hay frigoríficos que exportan, aunque la mayoría son “consumeros”. El presidente de Cafrisa aseguró: “hoy hay muchas plantas que están faenando al 50% de su capacidad”.

El directivo explicó que “hay varias plantas en proceso preventivo de crisis; y hasta el año pasado varias cobraban el REPRO, que hoy la Nación no lo está dando”. En ese sentido, además de la firma de Villa Ocampo, enumeró otras cuatro que obtuvieron los PPC, mientras esperan los REPRO: Mattievich, en Rosario; Litoral Argentino, en Villa Gobernador Gálvez; Frigorífico Unión S.A. en Villa Trinidad; y Maru S.A. en Rufino.

Respecto de los REPRO, Rodriguez comentó que la provincia se comprometió a gestionarlos, “pero desde Nación les dijeron que, por el momento, no están saliendo; y que dudaban que puedan salir este año”. Esta semana, agregó, le comunicaron al gerente de Cafrisa en Buenos Aires que “no van a salir”.

Sin este recurso, Rodríguez estimó que podría haber suspensiones de empleados en ciertas plantas, mientras otras directamente podrían cerrar. “Algunas están muy complicadas económicamente, como la de Villa Ocampo, que estuvo cerrada una semana y están haciendo un sacrificio muy grande para poder mantenerla; el REPRO sería muy importante para ellos”.

Otros temas

Además de los problemas citados, el titular de Cafrisa mencionó otras amenazas para la industria frigorífica. Como el proceso de sustitución en el consumo de carne vacuna por aviar y porcina. “Hoy tres kilos de pollo equivalen a uno de carne bovina; y repercute mucho en el bolsillo de la gente”. Por este motivo, aseguró que “la caída en la venta de la industria frigorífica está entre un 20 y 30% en los últimos dos años”.

También mencionó que “no se está exportando cuero a Europa porque ha sido reemplazado por el cuero sintético y esto afectó mucho a la industria frigorífica”. Para colmo, agregó que el material de reemplazo es un derivado del petróleo “que mientras el crudo tenga el valor actual su uso se seguirá justificando en términos económicos”.

En el caso de los subproductos -vísceras, sebo y otras menudencias- el atraso cambiario es el factor que lo vuelve anti económico. “Entonces queda todo en el mercado interno, que no consume el total”, explicó Rodríguez.

El directivo también mencionó el incremento de impuestos y servicios, así como el de los sueldos, “que es justificado, porque el empleado necesita cobrar mejor, pero a la industria hoy se le complica poder cumplirle con los salarios”.

En relación al aspecto impositivo, puso el énfasis en las disparidad entre distritos, que redunda en una competencia desigual. Por ejemplo, las provincias de destino de la producción santafesina, que cobran tasas para el ingreso de la mercadería al distrito, hace “muy complicada” la ecuación.

A la inversa, también plantearon a las autoridades la necesidad de controlar la mercadería que ingresa desde Entre Ríos y Buenos Aires, “con unos precios que son ilógicos, quizás porque no tienen las exigencias sanitarias que hay en Santa Fe”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: El litoral

Publicidad