25 de julio de 2017 12:25 PM
Imprimir

Su tatarabuelo trajo el Angus al país y hace seis generaciones están en La Rural

Cuando el tatarabuelo de Carlos Pestalardo Guerrero ingresó al país con el primer toro Angus lo tildaron de loco. “Virtuoso” se llamaba aquel primer ejemplar que venía desde Esco- cia y que por su porte más pequeño le decían que no iba a poder sopor tar el clima de Buenos Aires, que se iba a […]

Cuando el tatarabuelo de Carlos Pestalardo Guerrero ingresó al país con el primer toro Angus lo tildaron de loco. “Virtuoso” se llamaba aquel primer ejemplar que venía desde Esco-

cia y que por su porte más pequeño le decían que no iba a poder sopor

tar el clima de Buenos Aires, que se iba a morir rápido y que no iba a poder tener crías. Fallaron aquellos que opinaban sin saber, hoy el 70 por ciento de los animales que entran a los mercados de hacienda tienen sangre Angus.

Carlos es el tataranieto de su progenitor, también llamado Carlos, sexta generación que mantiene la tradición familiar de estar a cargo de la Cabaña Charles, con 138 años, una de las tres cabañas más antiguas del mundo y, lógico, la más veterana de toda la Argentina.

Los Pestalardo Guerrero no faltaron a ninguna de las ediciones de la Exposición Rural y este año, con cinco animales (tres hembras y dos machos) se preparan para la gran jura que comenzará el miércoles y terminará el viernes con la elección de los

grandes campeones: “Me tengo fe para este año. Creo que tenemos material para ganar, lo que para nosotros es el mundial”, cuenta.

La Rural es -sin dudas- el lugar donde convergen los mejores animales de todo el país, por eso ganar allí es como levantar el trofeo más importante.

La Cabaña Charles sabe de eso. A lo largo de lo más de 100 años que llevan presentándose consiguieron el título en siete ocasiones y otras tantas lograron subirse al podio del top tres.

“Mi tatarabuelo trajo el primer Angus al país, le decían que estaba loco, pero él le demostró lo contrario. Pri-

mero se instaló en Madariaga, luego se mudaron a Banderaló más tarde para Balcarce para terminar de establecerse hace 23 años en San Antonio de Areco”, cuenta Carlos, 27 años e ingeniero en producción agropecuaria.

“De chiquito mi abuelo me llevaba a la cabaña y me enseñó mucho de lo que sé hoy, me decía que yo tenía que aprender porque esto algún día me

iba a quedar y así fue. Me capacité y todavía sigo aprendiendo día a día”, dice Carlos.

La raza Angus es de tamaño moderado y el asado, por ejemplo, que comen los argentinos los domingos, sale de esa vaca: “Es originaria de Escocia, por eso decían que acá no podía adaptarse, pero se equivocaron”, dice quien todavía no tiene hijos, pero que ya planea transferirle esa misma pasión que su abuelo le heredó: “Sería un sueño que mi hijo continúe la tradición. Es una cabaña que forma parte de la historia grande de Argentina”, afirma.

La Cabaña Charles será uno de los tantos competidores que tendrá La Rural, que ayer, a modo de previa, se realizó un remate de vaquillonas seleccionadas de la raza Angus. Sin embargo lo más colorido sucedió cerca del mediodía con una exhibición de esquila de alpacas que llamó la atención de los más chicos.

Con amenaza de lluvia empezó la jornada de ayer, pero con el correr de las horas el sol se asomó con ganas e intentó ganarle la batalla a las nubes. Después de un fin de semana a full, la jornada de ayer tuvo menos asistentes, pero mayor cantidad de jubilados que se acercaron con sus nietos, ya que tanto ayer como hoy los abuelos entran sin cargo, lo mismo que los menores de 8 años.

Para hoy las estrellas serán -sin dudas- los chanchos, que todavía no estaban en el predio de Palermo y que ahora tendrán su espacio dentro de la expo. Para las 11 hs está prevista una conferencia de prensa de SENASA sobre “La plaga de langostas en la Argentina” y a las 10 de la mañana continuará la Ronda de Negocios de Maquinaria Agrícola.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Clarin

Publicidad