25 de julio de 2017 23:32 PM
Imprimir

Chile despega como exportador de servicios en el agro

Aunque no hay cifras exactas de cuánto se expande el sector, ya que no está categorizado en detalle en Aduanas y varias compañías crean filiales en otros países, las empresas que ya están presentes reconocen un mayor dinamismo en los últimos tres años.

En una visita a una feria de agricultura de precisión en Córdoba, Argentina, el agrónomo Luis Felipe Román comprobó que la idea que lo rondaba desde hace un par de años podía ser buena. En los distintos puestos, le llamó la atención que los sistemas y aplicaciones que se ofrecían para el trabajo del campo no estaban conectados con el área administrativa de las empresas o sus resultados financieros, y que en eso había una oportunidad de negocio.

Hace dos años, junto a Christian Garcés -su amigo de la época universitaria, también agrónomo, que creyó en la idea- formaron Agropreciso, una empresa que busca mejorar la gestión de los campos a través de un software que permite usar mapas con información en tiempo real sobre inventarios, labores, indicadores de productividad y rendimiento, entre otras funciones. Operan en Arica, tienen cinco clientes en Chile y este año pretenden entrar a Perú.

“Para mí, ir al área frutícola peruana desde Arica es más corto que ir a la zona central chilena. Vengo trabajando con peruanos desde hace un tiempo y tengo contactos, por lo que se me hace más fácil que crecer en Chile”, explica Luis Felipe Román, como una de las razones para mirar al país vecino como un mercado natural para expandir su sistema.

Y no es el único que lo está intentando. El auge de las exportaciones agrícolas en Perú en los últimos años, especialmente de frutas, lo han convertido en un destino atractivo para los envíos de insumos, asesorías y servicios desarrollados en Chile, debido a que el modelo nacional es visto como un referente, y ha llevado a consultoras y abogados a abrir oficinas en Lima.

De manera más incipiente, lo mismo ocurre en Colombia, donde el proceso de paz estaría dando paso a nuevos proyectos frutícolas -en especies como arándanos y paltas, además de frutas tropicales- que miran con interés la experiencia chilena.

Junto con eso, desde el año pasado, ProChile comenzó a desarrollar un plan para impulsar la internacionalización de empresas de servicios del agro, con la idea de replicar lo que ocurre en la minería y la industria del salmón.

“Casi el 80% del precio de una manzana chilena puesta en Filadelfia corresponde a servicios. Si Chile es reconocido por ofrecer productos de buena calidad, es porque hay un gran grupo de empresas de servicios detrás trabajando para eso. Entonces, tenemos la potencialidad y podemos salir de Chile a hacer lo que sabemos”, plantea el director de ProChile, Alejandro Buvinic.

Sin embargo, la falta de estadísticas para el sector -recién en 2014 se creó en Aduanas una glosa para algunos tipos de servicios, otros no están categorizados y en muchos casos las empresas no exportan, sino que crean filiales en otros países- ha sido un obstáculo para saber realmente cómo cuantificarlo, cuánto crece cada año y dónde están las compañías que podrían dar un salto exportador.

“El problema al que nos vemos enfrentados es que tampoco existen asociaciones gremiales únicas en relación al tema de los servicios agrícolas. Estamos trabajando para promoverlas, porque sería un gran elemento para impulsar su desarrollo”, dice Alejandro Buvinic.

Los empresarios y asesores que ya operan fuera del país aseguran que, aun cuando el comienzo no es fácil, los resultados son positivos, e insisten en que es clave conocer bien los países y su cultura de negocios, tener una demanda que justifique la internacionalización y ser capaces de apoyarse en socios locales o equipos técnicos para dar un servicio de calidad.

*Artículo publicado en Revista del Campo del 24 de julio de 2017

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: El Mercurio

Publicidad