26 de julio de 2017 07:05 AM
Imprimir

Australia: certifican propiedades antimicrobianas de la miel

Científicos han desarrollado un proceso para certificar las propiedades medicinales y antimicrobianas de la miel obtenida en la provincia de Australia Occidental (WA), lo que le permitirá competir con la famosa miel de Manuka de Nueva Zelanda.

El nuevo proceso de certificación, desarrollado por el laboratorio ChemCentre y financiado por el gobierno australiano (USD 398 mil) permitirá autenticar miel con propiedades medicinales de esta provincia.

Las mieles, con origen botánico monofloral de jarrah (Eucalyptus marginata) y marri (Corymbia calophylla) de árboles endémicos de la provincia de WA, han demostrado científicamente tener la mayor actividad antimicrobiana en el mundo.

La certificación prepara el camino para un nuevo marketing de la miel de WA.

Hasta ahora, la industria apícola de WA no había podido comercializar diferenciadamente este producto, ya que no tenía un proceso de certificación oficial de las propiedades de estas mieles monoflorales.

Ken Dods, científico encargado de la sección de alimentos de ChemCentre, señala que la certificación da respaldo y confirma las pruebas y testeos que revelan la presencia de actividad antimicrobiana de la miel.

Según el especialista, la miel certificada tendría un mayor valor de comercialización en los mercados de exportación a los que accede Australia, como China y Japón, donde la miel con características medicinales registra una alta demanda.

Su investigación habría demostrado que las mieles monoflorales de jarrah y marri tendrían niveles de actividad antimicrobiana más altos que la miel de Manuka de Nueva Zelanda.

“Este proceso de certificación busca proteger y permitir el crecimiento de la industria de la miel de WA”, dijo.

El proceso de certificación será presentado en la inauguración oficial de la planta de procesamiento de miel del productor Stephen Davies, en la localidad de Baldvis, cuya inversión alcanzó los USD 1.989 millones.

 

Comentario

En la Región de Aysén, el apicultor Sebastián Fritsch comenzó en 2011 a desarrollar prototipos para comercializar miel directamente en panales, con la idea de llevar al consumidor toda la calidad y pureza del producto, sin someterla a ningún tipo de proceso. Luego de una gira comercial a Dubai (Emiratos Árabes Unidos) que realizó gracias al apoyo de ProChile, siguió trabajando en el desarrollo de un formato que le permitiera comercializar su producto en hoteles y restaurantes, entre otros canales de venta, para lo cual solicitó el apoyo técnico-financiero de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) y logró desarrollar un prototipo de 6,5 x 6,5 centímetros aproximadamente, elaborado en madera nativa (lenga), en cuyo interior las abejas construyen el panal, lo llenan con miel y sellan.

Fritsch logró desarrollar una colmena adaptada para la producción de miel en panal, cuyas alzas (donde se acumula la miel) son compatibles con las colmenas tipo Langstroth y Dadant, permitiendo que la producción se pueda hacer en forma masiva.

En 2016, el apicultor recibió financiamiento del Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC) de la Región de Aysén para la elaboración e implementación de un plan de marketing para potenciar la comercialización de miel en panal de la Patagonia.

Agrimundo

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: ABC News – Fia- Opia

Publicidad