26 de julio de 2017 19:39 PM
Imprimir

Las nuevas normas comerciales podrían amenazar el bienestar animal en el Reino Unido tras el Brexit

Un informe que acaba de publicar el Parlamento británico pone de manifiesto que la mayor amenaza para las normas de bienestar animal post-Brexit provendría de los propios agricultores británicos, que se verían en la necesidad de competir con alimentos baratos importados de países que producen con normas menos exigentes que el Reino Unido. Por lo […]

Un informe que acaba de publicar el Parlamento británico pone de manifiesto que la mayor amenaza para las normas de bienestar animal post-Brexit provendría de los propios agricultores británicos, que se verían en la necesidad de competir con alimentos baratos importados de países que producen con normas menos exigentes que el Reino Unido. Por lo tanto, el deseo del Gobierno de que el Reino Unido se convierta en un líder mundial en el libre comercio podría no ser necesariamente compatible con su deseo de mantener unas normas elevadas de bienestar animal.

Según el informe, los consumidores no siempre son conscientes de la diferencia entre los sistemas de producción y no siempre están dispuestos a pagar un precio más alto por productos con más bienestar animal. Esta situación podría agravar el reto de competitividad de los agricultores del Reino Unido, como consecuencia de un posible aumento de importaciones más baratas producidas con menos estándares de bienestar.

El informe también encontró que hay una dependencia abrumadora de ciudadanos de la UE, que no son del Reino Unido, ocupando puestos cruciales de veterinarios oficiales en el Reino Unido. Por tanto, el informe pide al Gobierno que vele porque la industria pueda retener o reclutar personal cualificado para desempeñar estas funciones después de Brexit.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agrodigital

Publicidad