26 de julio de 2017 17:15 PM
Imprimir

Lo que no se sabe de los cultivos de invernadero

La Organización Interprofesional Española de Frutas y Hortalizas (HORTIESPAÑA) ha elaborado el siguiente artículo con el fin de dar a conocer lo que no se sabe de los cultivos de invernadero. En España, concretamente en el sudeste y, especialmente, en Almería y la costa granadina, está la mayor concentración de invernaderos de España. Lo que […]

La Organización Interprofesional Española de Frutas y Hortalizas (HORTIESPAÑA) ha elaborado el siguiente artículo con el fin de dar a conocer lo que no se sabe de los cultivos de invernadero. En España, concretamente en el sudeste y, especialmente, en Almería y la costa granadina, está la mayor concentración de invernaderos de España. Lo que se conoce como el “Mar de plástico”. Bajo este “Mar” de más de 42.000 hectáreas de extensión se encuentra “la huerta de Europa”. Es la zona productora de frutas y hortalizas más importante del mundo. Gracias a ella, los 500 millones de ciudadanos europeos pueden tener en su cesta de la compra frutas y hortalizas los 365 días del año.

 

Uno de los grandes retos del sector es dar a conocer al consumidor la realidad de los productos que se cultivan bajo invernadero, su apuesta por la sostenibilidad y el respeto por el medio ambiente.

 

Los invernaderos son estructuras que protegen los cultivos. Gracias a las privilegiadas condiciones climatológicas de esta zona (Almería cuenta con más de 3.000 horas de sol al año) ha sido posible un modelo de cultivo que permite contrarrestar las inclemencias de los vientos y el frío, pero también gracias a la innovación y el buen hacer de los agricultores, gozamos hoy en día de uno de los modelos de producción  más eficientes y sostenibles del planeta.

 

 

Innovación para mejorar la sostenibilidad de nuestros cultivos

 

La sostenibilidad ambiental consiste en procurar realizar las actividades de producción, transformación y comercialización con el mínimo impacto posible, es decir siendo precisos en los consumos de agua, energía, generación de residuos…, además de tener presente siempre una actitud de mejora continua en el comportamiento ambiental.  El sistema de cultivo bajo invernado es pionero  en la utilización de control biológico de plagas. También en la implantación de sistemas de gestión de calidad de productos, con exigentes sistemas de certificación de calidad, de estándares de producción integrada y sistemas de gestión medioambiental.

 

Nuestro modelo productivo está a la vanguardia en el uso eficiente de recursos hídricos. Consumimos la mitad de agua que el resto de la agricultura española. Nuestra huella hídrica per capita es 20 veces menor que la media nacional.

 

Son muchos los hitos que se han conseguido en nuestro modelo de producción, como es el caso de la técnica del blanqueado de los invernaderos, que ha llevado a un efecto de disminución de la temperatura en la zona por reflexión de las radiaciones solares, conocido como “efecto Albedo”, y que, hoy día, es motivo de estudio en universidades de California.

 

 

Compromiso con el medio ambiente

 

Otro de los grandes logros de nuestra agricultura bajo invernadero es que puede presumir de haber reducido el uso de fitosanitarios, gracias a la puesta en práctica de la lucha biológica contra las plagas. Se trata de un sistema de control de los organismos que causan enfermedades a los cultivos usando para ello a sus depredadores naturales, que pueden ser insectos, hongos o bacterias. Estos organismos son criados en laboratorio y después se sueltan en el cultivo en donde está la plaga que se quiere controlar. Es una revolucionaria innovación que nos ha permitido evitar plagas secundarias, que no es contaminante y que obliga a la eliminación de fitosanitarios ya que, en caso contrario, afectaría indiscriminadamente tanto a la plaga invasiva como a la plaga protectora.

 

Esta “revolución verde”, fruto también de su alta capacidad de innovación,  ha permitido reducir al mínimo el uso de fitosanitarios, ya que el agricultor es el primer interesado en no hacerlo: primero porque los productos cuestan dinero, segundo por los estrictos controles de la EU y tercero porque gracias a este sistema de cultivo  trabajan en un ambiente más limpio.

 

 

El cultivo solar que no produce residuos

 

En los invernaderos de la costa mediterránea, más del 95% de la energía que utilizan proviene exclusivamente del sol. Esta zona cuenta con más de 3.000 horas de sol al año, frente a los invernaderos de otras zonas productoras, de latitudes más frías, cuya fuente de energía para cultivar es la calefacción, por lo que son contaminantes.

 

Otro de los factores de gran importancia en el terreno de la protección del medio ambiente en cualquier sistema de producción son los residuos. De este modo, en el caso de los plásticos, el 100% son reciclados una que son desechados del invernadero. Por otro lado, la otra fuente de posibles residuos, los restos vegetales, también han encontrado (gracias a los esfuerzos e inversión en innovación) una utilidad como subproductos para la producción de energía renovable y que es reutilizada como compost vegetal en el invernadero.

 

 

Modelo de integración social

 

El modelo de la agricultura Almeriense y la costa de Granada es un ejemplo de éxito de la agricultura familiar y el sistema agrario más redistributivo del mundo, lo que ha permitido un gran reparto de la riqueza. Tenemos una tasa superior al 50% de empresas cooperativas agrícolas. Además, el sector hortofrutícola proporciona trabajo mayoritariamente a personas en situación de riesgo de exclusión (mano de obra no cualificada y mujeres mayores de 45 años). En esta zona productora conviven más de 110 nacionalidades diferentes y casi el 30% de la población es extranjera y vive integrada a pesar de ser nuestra tierra la frontera más desigual del mundo, entre Europa y el Norte de África.

 

En Hortiespaña nos sentimos muy orgullosos del trabajo que realizan nuestros agricultores y de nuestros invernaderos porque gracias a ellos somos líderes mundiales exportando salud.  Cultivamos de forma sostenible, alimentos saludables, con alto contenido en fibra, vitaminas y antioxidantes, para poder alimentar a más de 500 millones de europeos en invierno.

 

Exportamos hortalizas en una época del año en la que el resto de Europa no podría consumirlas (en invierno), en una sociedad donde las enfermedades asociadas a la obesidad y al sedentarismo siguen creciendo, algo que también afecta de forma alarmante a los más pequeños.

 

 

Hortiespaña, la Interprofesional para la puesta en valor del sector

 

En octubre de 2015, la Organización Interprofesional Española de Frutas y Hortalizas (HORTIESPAÑA) vio la luz. El objetivo de esta Organización es el de aglutinar a todo el sector hortofrutícola bajo invernadero español y convertirse en el interlocutor de referencia ante el consumidor, las instituciones y la propia UE para la defensa del sector, puesta en valor de sus fortalezas y para la investigación e inversión en innovación para el sector.

 

 HORTIESPAÑA ha puesto en marcha una campaña de promoción de los Cultivos de Invernadero, para llegar al consumidor y transmitirle las bondades de las frutas y hortalizas que se cultivan en el sureste español y el valor de este sector, referencia a nivel mundial.

 

 

Datos de interés

  •  
  • HORTIESPAÑA está formada por 8 asociaciones que comprenden un total de 262 empresas hortofrutícolas.
  • Las organizaciones que conforman la Interprofesional Española comercializan más de 3.080.833 toneladas de frutas y hortalizas en invernadero
  • El valor económico de su comercialización está por encima de los 2.279 millones de euros.
  • En este momento bajo HORTIESPAÑA se aglutinan 42.515 hectáreas de producción, 17.790 agricultores y 88.000 empleos, contando con una representatividad del 70% sobre toda España.
  • Por el momento, los productos hortofrutícolas que están bajo el amparo de HORTIESPAÑA son: tomate, pimiento, pepino, calabacín, berenjena, melón y sandía, todos ellos producidos bajo invernadero
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agrodigital

Publicidad