27 de julio de 2017 00:15 AM
Imprimir

Soja y maní de Córdoba son una de las causas de las inundaciones en La Pampa

Es porque elevaron las napas freáticas y hace que desborden las lagunas. La Pampa sufre también por la falta de obras en Buenos Aires.

La aparición de canales clandestinos por donde ingresa agua a La Pampa desde Córdoba y complican aún más la situación del norte provincial, fue el pie para que tres intendentes pampeanos junto al secretario de Recursos Hídricos, Javier Schlegel, se reunieran con funcionarios cordobeses.

El diario local La Arena informó que este lunes los intendentes Carlos Antoniana (Sarah), José Luis Gallotti (Bernardo Larroudé) y Francisco Traverso (Intendente Alvear) junto al director de Políticas Hídricas, Gastón Buss, mantuvieron una reunión con Guillermo Vilchez y Horacio Genesio, ambos funcionarios de Recursos Hídricos de Córdoba, para analizar cuestiones vinculadas a la crítica situación de las inundaciones en la región.

Los cordobeses explicaron que los canales son parte de un plan de obras más amplio y que tienen como objetivo controlar el caudal de agua que se produce con el desborde de las lagunas.

“Las lagunas se desbordan porque las napas freáticas están altas producto de la extensión de cultivos como el maní o la soja en la zona. Esto implica que el suelo no absorbe lo que cae de la lluvia, y como en los últimos tres años llovió entre 200 y 300 milímetros más que la media histórica aparecieron lagunas que crecen con cada precipitación y que, por la pendiente del terreno, bajan hacia La Pampa provocando las complicaciones que se conocen”, explicaron los cordobeses.

También Buenos Aires

Según explicó Genesio, el problema no es la relación entre Córdoba y La Pampa -de hecho la semana que viene habrá una recorrida conjunta por la obra y como “un gesto” se taparía una de las alcantarillas que vierte agua hacia el canal- sino la falta de obras en Buenos Aires, que convierten a La Pampa en un reservorio, ya que el líquido entra pero no sale, debido a la falta de acciones concretas sobre el Meridiano V.

“Estas reuniones son sumamente positivas porque las obras hídricas necesitan un consenso, hay que explicarle a las provincias que están aguas abajo qué se piensa hacer para que tomen las medidas, que estén los recursos y que sepan dónde va a ir el agua, porque el agua no reconoce límites geográficos y siempre es necesario tener una planificación. En este caso ese es el mensaje que se le da a Buenos Aires y Nación”, indicó.

La semana pasada el subsecretario de Infraestructura Hidráulica de la provincia de Buenos Aires, Rodrigo Silvosa, iba a reunirse con Javier Schlegel en el norte pampeano, justo al límite de ambas provincias para hacer un relevamiento de las zonas inundadas.

Como es sabido, el encuentro en el kilómetro 417 de la Ruta Nacional 188 no se produjo porque el funcionario bonaerense plantó al pampeano que luego intentó, en vano, una comunicación telefónica.

“El funcionario de Buenos Aires (Silvosa) todavía no aparece, como que se perdió, o se lo tragó la tierra”, dijo Schlegel a La Arena.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: NAP

Publicidad