28 de julio de 2017 11:40 AM
Imprimir

El plan para el campo aún no tendría todos los avales

Las entidades gremiales del agro (Sociedad Rural Argentina, Coninagro, Federación Agraria y Coninagro) y la Uatre, el gremio de los trabajadores rurales, definieron cómo tienen que manipularse los silobolsas en el campo. Pero lo que para algunos es un “acuerdo”, para otros es apenas una “propuesta”, según el término que se puso por escrito en […]

Las entidades gremiales del agro (Sociedad Rural Argentina, Coninagro, Federación Agraria y Coninagro) y la Uatre, el gremio de los trabajadores rurales, definieron cómo tienen que manipularse los silobolsas en el campo. Pero lo que para algunos es un “acuerdo”, para otros es apenas una “propuesta”, según el término que se puso por escrito en el acta de una subcomisión técnica creada en el ámbito del Ministerio de Trabajo de la Nación. Lo dejaron por escrito pese a que siguen los fuertes reparos de parte de productores.

La Uatre venía exigiendo que el manipuleo de los silobolsas debía realizarse con personal de bolsas de trabajo del mismo gremio. Los ruralistas lo resistían argumentando que ya tenían personal propio.

Persisten las diferencias por el manipuleo de los silobolsas
Persisten las diferencias por el manipuleo de los silobolsas.

Según el acta de la “propuesta” rubricada en Trabajo, donde no existan bolsas de trabajo “la contratación seguirá realizándose libremente”. Luego consigna que donde existan las bolsas de trabajo y el productor no tenga personal, la contratación para la tarea se hará a través de ellas. Además, detalla que donde funcionen las bolsas y el productor tenga el personal para esa tarea, todos los años deberá acreditar ante el Registro de Trabajadores Rurales (Renatre) que tiene esos trabajadores registrados como permanentes. En este caso, quedará exceptuado de recurrir a las bolsas de trabajo. También se fijó que un trabajador permanente que hace estas tareas reciba un adicional. Los contratistas y transportistas deberán recurrir “siempre”, según el acta, a las bolsas de trabajo.

Al final, según el documento al que accedió LA NACION, rubricarán un convenio de colaboración que, en su tercer artículo, dice que será para “fomentar la productividad del sector a través de la fijación de metas y objetivos claros”. En rigor, con un título tan general, en CRA y en Coninagro advirtieron que les hubiera gustado que se precisara más sobre cómo bajar costos laborales, impositivos y de superposición de registros y controles. “Nos hubiera gustado que se profundizara”, remarcó Dardo Chiesa, de CRA.

Respecto de los silobolsas, según Chiesa, el acta es “una hoja de ruta”, pero “no hay nada aceptado”. Dijo que por CRA lo tiene que avalar el 15 del mes próximo su consejo directivo. En Coninagro dijeron que también deben esperar el aval de su consejo. En tanto, desde la Sociedad Rural, Abel Guerrieri, negociador por la entidad, destacó de manera positiva que lo dispuesto en Trabajo permite “resolver” problemas que había con las bolsas de trabajo en el Interior.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: La Nacion

Publicidad