30 de julio de 2017 22:37 PM
Imprimir

Exposición Rural 2017: Los cabañeros cuentan de qué se trata estar en Palermo

Dos jóvenes productores de genética bovina, que pasaron por Palermo con sus animales Angus, hablan de sus expectativas y su trabajo para la exposición.

Mariano de Bary, de la cabaña “14 de Abril”, y Carlos Pestalardo Guerrero, de la cabaña “Charles de Guerrero”, son dos cabañeros que llegaron a la Exposición Rural de Palermo cargados de expectativas para competir con sus animales.

 

Ellos cuentan sobre lo que significa estar en esta tradicional feria, lo que se juegan cuando sus animales salen a la pista a jurar y sonríen cuando anhelan llevarse la “yapa”: la cucarda del campeón.

“Lo más importante es llegar a Palermo”, explica De Bary, y asegura que no hay nada librado al azar. “Las decisiones las tomamos tres años antes para llegar acá, es un trabajo lento, por eso lo más importante es llegar”, resalta.

 

Por su parte, Guerrero detalla que los animales que se exhiben “tienen mucha preparación previa”.

“Hay mucho baño, mucho peinado, dos o tres meses antes de Palermo se los empieza a bañar de forma intensa, dos o tres veces por semana para empezar a abrirles el pelo, que el pelo empiece a mostrarse, que sea largo y este suave”, detalla.

Exposición Rural 2017: Los cabañeros cuentan de qué se trata estar en Palermo

El trabajo de bañado y peinado comienza a hacerse meses antes de la muestra (Emiliana Miguelez)

“También se le enseña a caminar, para que nos siga y se pare donde nosotros queremos”, agrega Guerrero, sobre el proceso que implica exhibir un animal en la muestra.

 

“En Palermo esta el banco genético argentino”, cierra De Bary

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Clarin

Publicidad