31 de julio de 2017 10:08 AM
Imprimir

Genética brasileña incursiona con trigo en suelos bolivianos

Durante el Día Nacional del Trigo realizado en Okinawa (a 100 kilómetros al norte de Santa Cruz de la Sierra) fue lanzada oficialmente la variedad TBIO Mestre, que ya se está sembrando a nivel comercial en las diferentes zonas trigueras de Santa Cruz, por un convenio entre Anapo y Biotrigo Genética de Brasil. Según el […]

Durante el Día Nacional del Trigo realizado en Okinawa (a 100 kilómetros al norte de Santa Cruz de la Sierra) fue lanzada oficialmente la variedad TBIO Mestre, que ya se está sembrando a nivel comercial en las diferentes zonas trigueras de Santa Cruz, por un convenio entre Anapo y Biotrigo Genética de Brasil.

Según el gerente regional norte, responsable comercial de Biotrigo Genética, Fernando Michel Wagner, el material posee características bien marcadas de alta resistencia a la Pyricularia del mundo. “Bolivia es una región más árida, con volúmenes menores de lluvia, lo que limita un poco la productividad. La principal enfermedad del cultivo en el país es la Pyricularia y la gran motivación de Biotrigo es extender la investigación en el área apoyando lo que otras instituciones vienen desarrollando en Bolivia, para que el cultivo del trigo alcance los mejores resultados”.

El Día Nacional del Trigo es el principal evento que involucra al cultivo del trigo en Bolivia. Hoy, el país produce apenas el 30% de la demanda total del cereal, de aproximadamente 700 mil toneladas anuales.

CARACTERÍSTICAS

Clasificado como trigo mejorador en las regiones calientes, TBIO Mestre, tiene un W (fuerza de Gluten) medio de 321 Joules, teniendo como característica principal un excelente balance entre calidad industrial y productividad, siendo “maestro” en este punto. Posee ciclo medio, porte medio y es clasificado como moderadamente resistente al acame y a la Pyricularia, desgrane y reacción a suelos con presencia de Aluminio tóxico, siendo este último factor uno de los más importantes en regiones con menores volúmenes de lluvia.

La exportación de tecnología del Brasil para Bolivia debe ayudar a sostener la seguridad alimentaria. El año pasado fueron sembradas cerca de cien mil hectáreas de trigo, que obtuvieron un rendimiento de 0,73 t/ha y un volumen de producción de 73.200 toneladas. Los resultados, por consiguiente, fueron afectados por la peor sequía registrada en el país en 25 años, lo que llevó a que la productividad caiga más de lo normal.

En invierno 2017, fueron sembradas 109 mil hectáreas de trigo y la perspectiva es que, en este año, los resultados de rendimiento sean mejores. Según el gerente de Planificación y Gestión de Anapo, Jaime Hernández Zamora, las variedades de Biotrigo están siendo probadas en la región hace varias campañas.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: El Diario - La Paz

Publicidad