2 de agosto de 2017 16:43 PM
Imprimir

Con los fondos de inversión como protagonistas, cayó el valor de la soja en Chicago

Tras una fuerte liquidación de contratos, la oleaginosa bajó un 3,5% y quedó con un valor de 352,56 dólares; para el Gran Rosario la oferta abierta fue de $ 4200 por tonelada, $ 200 menos que el lunes, pero en operaciones puntuales se convalidaron hasta $ 4300.

El valor de la soja cayó hoy un 3,52% en la Bolsa de Chicago, producto de una fuerte liquidación de contratos concretada por los fondos de inversión, luego de que el lunes -tras el cierre del mercado- el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) elevó del 57 al 59% la proporción de cultivos estadounidenses en estado bueno/excelente. También alentó el movimiento vendedor de los especuladores el pronóstico de mayores lluvias para las próximas semanas sobre las zonas agrícolas en las que se definirá durante el presente mes el nivel de rinde de las plantas.

Al momento de fijar los ajustes de la rueda, las pizarras mostraron quitas de US$ 12,86 y de 13,04 sobre las posiciones agosto y noviembre de la soja, cuyos valores resultaron de 352,56 y de 357,06 dólares por tonelada. Según el relevamiento de la agencia Reuters, los grandes fondos de inversión liquidaron hoy 19.000 contratos, equivalentes a casi 2,59 millones de toneladas de la oleaginosa.

Cabe reiterar que durante el período conocido como mercado climático (de fines de mayo a septiembre), la acción de los grandes fondos de inversión exacerba los movimientos de los precios, tanto hacia el alza como hacia la baja, y da como resultado una alta volatilidad, que favorece la “captura” de precios en los momentos en los que los especuladores entran a comprar contratos, pero que también implica riesgos cuando optan por salir súbitamente del mercado, como ocurrió hoy. Si bien sus movimientos suelen estar relacionados con fundamentos del mercado agrícola, en muchas ocasiones tienen más que ver con aspectos técnicos y financieros, difíciles de leer con anticipación.

La liquidación de contratos efectuada por los fondos de inversión aceleró el derrumbe de los precios de la soja
La liquidación de contratos efectuada por los fondos de inversión aceleró el derrumbe de los precios de la soja. Foto: Archivo

Como muestra de lo anterior, la mejora de 2 puntos en la condición óptima de los cultivos de soja relevada ayer por el USDA compensó sólo en parte la caída de 4 puntos ponderada por el organismo la semana anterior, cuando el estado bueno/excelente retrocedió del 61 al 57%. En ese caso, que resultó sorpresivo y que implicó un dato alcista, los fondos casi no se inmutaron. Ayer, además, el reporte oficial mostró que en el principal Estado productor de soja estadounidense, Iowa, el estado de la oleaginosa bajó del 62 al 60%, contra el 83% vigente un año atrás. En dicho estado, el 64% de sus suelos evidencian déficit de humedad, en tanto que un 34,74% está con condiciones de sequía moderada, según el mapa de monitoreo de la sequía publicado el jueves pasado por el Centro Nacional de Mitigación de la Sequía.

Ahora, los pronósticos climáticos para los próximos 8 a 14 días hablan de temperaturas por debajo de las marcas usuales y lluvias por arriba de los promedios para las zonas productoras de granos gruesos de los Estados Unidos. De su cumplimiento o no dependerán el volumen de la cosecha de soja y, posiblemente, el camino que sigan los especuladores. Si efectivamente se constatan en el campo, el valor de la oleaginosa podría perder lo poco que le ha quedado de la prima de riesgo climático, mientras que si los climatólogos vuelven a errar con su pronóstico, los precios volverán subir la cuesta.

Luego del cierre del mercado, la consultora FC Stone estimó la producción de soja estadounidense 2017/2018 en 115,26 millones de toneladas, con un rinde promedio de 32,08 quintales por hectárea, por debajo de los 115,94 millones y de los 32,28 quintales proyectados por el USDA en su último informe mensual. El próximo reporte oficial será publicado el jueves próximo.

Mercado doméstico

En el mercado local también se sintió el cimbronazo de las bajas externas, que se añadió a la nueva apreciación del peso frente al dólar, que llevó la paridad entre ambas monedas de 17,540 a 17,484 pesos. En el inicio de la rueda las fábricas ofrecieron en forma abierta $ 4200 por tonelada de soja con entrega inmediata sobre las terminales del Gran Rosario, $ 200 menos que ayer.

Con el transcurrir de las horas, y ante la falta de operaciones, algunos compradores llegaron a convalidar hasta $ 4300 por tonelada de soja, en negocios muy puntuales y para lotes importantes, pero el volumen intercambiado resultó muy bajo. “Aproximadamente se intercambiaron unas 20.000 toneladas, en tanto que se les puso valor a otras 40.000 toneladas que estaban a fijar”, comentó un operador a LA NACION.

El retroceso también se reflejó en Bahía Blanca y en Necochea, donde la soja se comercializó a $ 4200 por tonelada, con quitas de 200 dólares.

De igual modo, por soja de la próxima cosecha, con entrega en mayo, la propuesta de la demanda fue de 250 dólares por tonelada, 8 dólares menos que en la rueda precedente.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), las posiciones noviembre y mayo de la soja retrocedieron US$ 7,60 y 6,50, mientras que sus ajustes fueron de 252 y de 253 dólares por tonelada.

Maíz y trigo

La tónica negativa también comprendió al maíz. En efecto, las pizarras de Chicago mostraron bajas de 3,25 sobre los contratos septiembre y diciembre, cuyos ajustes fueron de 142,71 y de 148,22 dólares por tonelada. Durante la rueda, los fondos se desprendieron de 15.000 contratos, equivalentes a casi 1,91 millones de toneladas. Así, la corriente vendedora liderada por los especuladores fue más fuerte que el recorte del 62 al 61% de la proporción de maíz en estado bueno/excelente hecho ayer por el USDA.

Luego del cierre del mercado la consultora FC Stone estimó la cosecha 2017/2018 de maíz de los Estados Unidos en 345,20 millones de toneladas, con un rinde promedio nacional de 102,22 quintales por hectárea, bastante por debajo de los 362,09 millones y de los 107,14 quintales proyectados por el USDA en su informe mensual de julio.

En la plaza local el maíz disponible se negoció sin cambios, dado que los exportadores ofrecieron $ 2400 por tonelada para Bahía Blanca y $ 2350 para Necochea y para el Gran Rosario.

En cambio, el cereal de la próxima cosecha, con entrega entre marzo y abril, se negoció a US$ 146 por tonelada, con una merma de 4 dólares.

En el Matba, las posiciones septiembre y abril del maíz resignaron US$ 2,50 y 2,60, mientras que sus ajustes fueron de 137,80 y de 148,75 dólares por tonelada.

Respecto del trigo, ayer el saldo de la rueda fue muy negativo en los Estados Unidos. En efecto, las posiciones septiembre y diciembre en la Bolsa de Chicago perdieron US$ 4,87 y 4,41 al cerrar con ajustes de 169,48 y de 179,22 dólares por tonelada. En Kansas, los mismos contratos resignaron US$ 3,49 y 3,39, en tanto que sus valores fueron de 170,95 y de 181,06 dólares.

Entre los fundamentos negativos de la jornada, y además de la activa participación vendedora de los fondos de inversión, se destacaron el inicio de la recolección del trigo de primavera, que avanzó sobre el 9% del área apta, según informó ayer el USDA, y el progreso de la recolección de las variedades de invierno, sobre el 88% de la superficie.

En la plaza local, la exportación pagó $ 2950 por tonelada de trigo disponible para Bahía Blanca y para Necochea, $ 50 menos que ayer, y $ 2800 para el Gran Rosario, $ 100 por debajo del valor vigente en la rueda anterior.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó que los molinos pagaron entre 2600 y 3300 pesos por tonelada de trigo, según calidad, procedencia y forma de pago.

En cuanto al trigo de la nueva cosecha, con entrega entre diciembre y enero, los compradores volvieron a ofrecer US$ 170 por tonelada para todas las terminales. En el Matba, la posición enero bajó US$ 0,50 y cerró con un precio de 169 dólares por tonelada.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: La Nacion

Publicidad