5 de agosto de 2017 13:39 PM
Imprimir

El mercado argentino está bajo la presión del maíz tardío

Cuando la siembra de maíz tardío o de segunda comenzaba a crecer algunos años atrás, muy pocos imaginaban que hoy la superficie sembrada podría superar el 50% del área total. De acuerdo con el Panorama Agrícola Semanal publicado por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires a principios de junio, estaba cosechado el 38% de […]

Cuando la siembra de maíz tardío o de segunda comenzaba a crecer algunos años atrás, muy pocos imaginaban que hoy la superficie sembrada podría superar el 50% del área total. De acuerdo con el Panorama Agrícola Semanal publicado por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires a principios de junio, estaba cosechado el 38% de la superficie total de maíz. Podemos inferior entonces que más del 60% del área del área por cosechar corresponde a maíz tardío. Y lo que es más importante, los rindes de estos maíces hoy están superando los 80 quintales por hectárea y en muchos casos han llegado a superar los 100 quintales.

La mayor oferta de maíz disponible hoy se produce en el periodo junio/julio y en parte de agosto, cuando históricamente la presión de cosecha se producía en el trimestre marzo/abril/mayo. Ha cambiado el patrón de comercialización, lo que impacta directamente sobre los precios de exportación, pues ahora el maíz argentino compite con el maíz safrinhia de Brasil . Recién en septiembre deberá competir con el ingreso de maíz de EE.UU. en el mercado mundial.

Vamos al mercado real. Hoy el FOB de maíz argentino se cotiza a US$ 149 por tonelada, compitiendo fuerte con el maíz estadounidense y con el de Brasil, que se cotizan a US$ 159 para la posición de embarque septiembre y muy por debajo del FOB Mar Negro, de US$ 169. Esto explica el valor del maíz disponible de US$ 137 que hoy paga la exportación en la Argentina, pues el FAS teórico se acerca a este nivel, incluso algo por debajo, en niveles de los US$ 134 que se cotizaba a mediados de la semana la posición disponible en el Matba.

En el plano internacional, las mejores perspectivas de lluvias en EE.UU. para las próximas tres semanas llegan un poco tarde como para revertir las pérdidas ya ocurridas durante julio. Hay informes de consultoras privadas que muestran una posible pérdida de 10 millones de toneladas en la producción estadounidense por el tiempo caluroso y seco durante junio/julio. Esto explica la firmeza en el valor del maíz para 2018, tanto en Chicago (FOB Golfo) como en nuestro mercado FOB y FAS de la nueva cosecha.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: La Nacion

Publicidad