7 de agosto de 2017 11:45 AM
Imprimir

Monsanto celebra que mejoró el cobro de su nueva tecnología transgénica

Creció por encima del 80% en el caso de la Intacta RR2. “Hay voluntad de pago”, dicen Monsanto aprovechó el congreso anual de Aapresid, que termina este viernes en Rosario, para anunciar que mejoró el cobro de la tecnología de soja transgénica resistente a insectos, la RR2 Intacta, cuya introducción tantos conflictos desató con productores […]

Creció por encima del 80% en el caso de la Intacta RR2. “Hay voluntad de pago”, dicen

Monsanto aprovechó el congreso anual de Aapresid, que termina este viernes en Rosario, para anunciar que mejoró el cobro de la tecnología de soja transgénica resistente a insectos, la RR2 Intacta, cuya introducción tantos conflictos desató con productores y acopiadores.

Según precisó a la prensa Juan Farinati, presidente de Monsanto en el país, el sistema de control sobre las semillas de soja en puertos y acopios que puso en marcha el año pasado el Gobierno (que reemplazaron los polémicos controles propios que había acordado Monsanto con los grandes puertos) tiene un nivel de efectividad por encima del 90%. Y en lo que respecta al pago que está alcanzando la compañía por esa tecnología, también creció y es superior al 80%.

El año pasado, por resolución oficial, el control del pago de la tecnología quedó en manos del Instituto Nacional de Semillas (Inase) en base al sistema Bolsatech que desarrolló la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. “El sistema que lidera el Inase está teniendo un control muy alto. Al 93% de la soja que se cosecha se le hace el control de la tecnología”, dijo Farinati. El 7% restante en relación al control es la semilla guardada para volver a usar en la siguiente campaña. Para comparar, a esta altura de la campaña pasada, cuando empezó el control del Estado, la eficiencia del control estaba en el 82%.

“El porcentaje de pago que alcanzamos de los productores a la fecha está por encima del 80% cuando para esta época del año pasado, cuando empezaba el sistema, el pago estaba en el 40%”, explicó. “Hay un cambio muy importante en la voluntad de pago del productor; está actuando positivamente”, agregó. Monsanto no tuvo casos de productores a los que tuvieran que llevar ante la Justicia para reclamar el pago.

Finalmente, Monsanto prevé que el uso de su tecnología Intacta seguirá creciendo. El año pasado tuvo una cobertura del 15% del área total, y para la nueva campaña estiman que ese porcentaje se ubicará entre el 20 y el 25% de la superficie.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad