8 de agosto de 2017 10:59 AM
Imprimir

Alemania también investiga varias granjas tras hallar huevos contaminados

De esta forma, se confirma que los huevos con fipronil no solamente provienen de Holanda y Bélgica, países que dieron en primer lugar la voz de alarma.

La Fiscalía estatal de Oldenburg (noroeste de Alemania) ha anunciado la apertura de una investigación a varias granjas en las que se han hallado huevos con fipronil, un pesticida tóxico que ha desatado una alerta alimentaria en varios países europeos.

La portavoz de esa fiscalía, Gesa Weiss, aseguró que se investiga a estas explotaciones agropecuarias ante la sospecha de que hayan cometido un delito contra la Ley de Alimentos y Piensos al emplear fipronil, cuyo uso sobre animales para consumo humano está expresamente prohibido a nivel europeo.

De esta forma ha confirmado que los huevos con fipronil no solamente provienen de Holanda y Bélgica, países que dieron en primer lugar la voz de alarma, sino que también hay huevos alemanes con este pesticida empleado contra el ácaro rojo.

En Baja Sajonia

Hasta el momento se han detectado huevos contaminados en cinco granjas de Baja Sajonia, que ya han sido clausuradas temporalmente por las autoridades sanitarias, según medios alemanes.

En quince de los 16 estados federados alemanes se han encontrado huevos con fipronil, en su mayoría de las partidas procedentes de Holanda que generaron la alerta a finales de julio.

En total se estima que alrededor de varios millones de huevos contaminados de una docena de productores holandeses llegaron a las estanterías de los supermercados alemanes, que suspendieron la semana pasada de forma temporal su venta y los destruyeron.

Países en alerta

Francia, el Reino Unido, Suecia y Suiza analizan también partidas de huevos procedentes de Holanda y Alemania por el caso del fipronil, un pesticida prohibido para uso alimentario en la UE, según la última actualización del Sistema de Alerta Rápida de Alimentos (Rasff).

Según informó la portavoz comunitaria Anna-Kaisa Itkonen en la rueda de prensa diaria de la Comisión Europea (CE), Holanda notificó este viernes y este domingo la distribución de partidas de huevos a Suecia y Suiza, mientras que Alemania indicó el sábado que ha exportado huevos a Francia y Reino Unido.

Fuentes comunitarias precisaron que los huevos exportados por estos dos países están siendo analizados por los países importadores, Francia, el Reino Unido, Suecia y Suiza, que investigan si contienen la sustancia, prohibida para uso alimentario en la Unión Europea (UE).

El asunto llega al Parlamento belga

En Bélgica, donde fueron identificados huevos con fipronil, aunque en menores niveles que en Holanda, la Agencia federal para la seguridad de la cadena alimentaria (Afsca) ha bloqueado la actividad de varias granjas, y la Fiscalía de Amberes ha iniciado una investigación judicial.

El asunto ha llegado al Parlamento del país, donde los ministros de Agricultura, Denis Ducarme, y de Sanidad, Maggie De Block, comparecerán ante la comisión de Economía y Agricultura este miércoles para dar explicaciones sobre los huevos contaminados con fipronil.

 

También en Holanda se mantiene bloqueada la actividad de casi 200 granjas.

Según medios locales, el caso ha dejado sin huevos los lineales de los supermercados en Holanda, donde un 20 % de los productores de este producto se ha visto afectado por el escándalo y los medios cifran sus pérdidas en varios millones de euros.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: EFE

Publicidad