9 de agosto de 2017 11:31 AM
Imprimir

Porcinos complicados por las importaciones

El ingreso del producto extranjero al mercado local creció 79% en el primer semestre. Preocupa la sobreoferta y el desembarco de Canadá y EE.UU.

Los productores y cámaras empresarias del negocio porcino local continúan en alerta por el fuerte incremento de las importaciones de carne. Ahora, además se suma la posibilidad de que Estados Unidos también comience a exportar el producto hacia la Argentina.

Según las estadísticas del ministerio de Agroindustria de la Nación, entre enero y junio pasado, el ingreso de carne de cerdo (medida en tonelada res con hueso) creció 79%. El volumen pasó de 13.324 a 23.878 toneladas en el primer semestre del año. En este contexto, la demanda interna del producto va en aumento e incluso se están realizando algunas exportaciones pero la competencia desleal con el producto extranjero complica el panorama.

“No se importa porque haga falta, sino que son estrategias que se generan de determinados sectores para regular con ese flujo de importación el precio en el mercado interno”, detalló Jorge Brunori especialista porcino del INTA.

El técnico también hizo hincapié en que actualmente existe “cierta preocupación” en el sector, debido a la sobreoferta en el mercado, producto del crecimiento propio sumado a las importaciones.

Por su parte Juan Luis Uccelli, presidente de la Asociación Argentina de Productores de Porcinos (AAPP) explica: “Argentina está negociando hace más de una década la posibilidad de volver a exportar carne vacuna a los Estados Unidos y por el momento no hay avances importantes en el tema. Por otro lado, recientemente, las autoridades del país del norte solicitaron que se abra nuestro mercado para la carne porcina y no hubo ningún tipo de objeción y el acuerdo estaría por cerrarse. Lamentablemente nuestro mercado se entregó sin ningún tipo de discusión previa, cuando ellos son muy rigurosos a la hora de importar y lo mismo está sucediendo con Canadá”.

En el mientras tanto la industria local está trabajando para que el consumo interno crezca e incluso los productores y frigoríficos están aportando dinero a un fondo creado especialmente con este objetivo. Así es que desde hace 15 años, el sector porcino tiene un crecimiento constante y exponencial de entre un 10 y un 15 % por año, fundamentalmente, en producción y faena de animales.

Al mismo tiempo los productores reconocen que es lógico que se importe carne, en un mercado de libre comercio, pero que a la par debe haber algún tipo de fomento para que la industria argentina no se detenga e incluso logre abastecer a otros mercados.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad