9 de agosto de 2017 20:36 PM
Imprimir

Escuela de encargados: las ventajas de trabajar en red

Experiencia desarrollada en la región CREA Sudeste

Este año en la región CREA Sudeste se inició una experiencia de capacitación inédita que está generando grandes caudales de motivación entre los encargados ganaderos.

Se trata de un curso, denominado “Escuela de Encargados”, que cuenta con ocho jornadas mensuales (abril a noviembre) en las cuales, por la mañana, se brindan capacitaciones técnicas (sanidad, seguridad laboral, atención de partos, etcétera), mientras que por la tarde se ofrecen charlas orientadas a incrementar las capacidades emocionales, intelectuales y de relacionamiento de las personas.

Entre los aspectos “no convencionales” del curso se destaca el trabajo sobre aspectos tales como gestión de las emociones y lectura; modales, hábitos y comportamiento; comunicación productiva, trabajo en equipo, liderazgo y aprovechamiento del tiempo.

“Gracias al curso se ha creado una verdadera red de encargados que se comunican a través de WhatsApp. Por ese medio realizan consultas en tiempo real relativas a decisiones de manejo. Por ejemplo: un encargado envía una foto de una pastura con la siguiente pregunta: ¿Les parece que está lista para entrar con 300 terneros? Y los demás encargados integrantes de la red aportan su opinión al respecto”, comenta Pablo Corradi, coordinador de la zona CREA Sudeste, en un artículo publicado en la Revista CREA.

Pero el intercambio va más allá de meras cuestiones técnicas. También funciona como red de alertas (por ejemplo frente a la crecida de un arroyo para empresas que están aguas abajo) o bien como empuje motivacional cuando alguno está medio bajoneado por algún factor que excede su capacidad de decisión (como puede ser el caso de una inundación).

La red también resulta fundamental para reafirmar el orgullo del trabajo bien hecho, dado que –en esta como en cualquier otra actividad– la opinión de los pares es la más valorada de todas.

“Recientemente nos encontrábamos en plan de medir engordes con avena, cuyos resultados parecían ser algo bajos; entonces el encargado se contactó con la red de pares para solicitar datos de engorde con ese recurso y observamos que nuestros 370 gramos/día estaban en línea con los logrados por otras empresas CREA de la región”, indica Belisario del Castillo, integrante del CREA Arroyo Langueyú y presidente de la Comisión de Ganadería del Movimiento CREA.

Participan del curso encargados de 26 empresas CREA. La actividad se desarrolla en las instalaciones de la Sociedad Rural de Saladillo y es financiada con aportes de las empresas CREA que participan de la capacitación.

La agrónoma María Laura Nuñez –quien posee experiencia docente– acompaña cada una de las capacitaciones para hacer una evaluación de la dinámica. De esta manera, se cuenta con una suerte de auditor que evalúa la recepción de contenidos y el conocimiento mutuo generado a partir de los intercambios que se producen entre alumnos y docentes.

En lo que respecta a las cuestiones técnicas, se solicita a los oradores que no sólo impartan instrucciones, sino que también expliquen el fundamento de cada una de las cuestiones técnicas mencionadas en el curso.

“Las capacitaciones están vinculadas a temas técnicos que a menudo ya conocen; en la mayoría de los casos es posible que hayan recibido varios cursos al respecto. En la Escuela de Encargados el foco está puesto en el porqué de las cosas y no en el cómo. Y eso determina que los conocimientos se internalicen con mayor profundidad”, apunta José Solé, integrante del CREA Vallimanca y miembro del equipo organizador.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agrotemario

Publicidad