14 de agosto de 2017 08:35 AM
Imprimir

¿Cómo hacer vino kosher casero?

 El vino es uno de los elementos más importantes para el judaísmo. Representa al pueblo judío y la relación especial que ha decidido llevar con D-os a través de las mitzvot. Es un símbolo de santidad, se usa para santificar cualquier evento sagrado como un matrimonio, un nacimiento, el Shabat y las fiestas. Desde tiempos […]

 El vino es uno de los elementos más importantes para el judaísmo. Representa al pueblo judío y la relación especial que ha decidido llevar con D-os a través de las mitzvot. Es un símbolo de santidad, se usa para santificar cualquier evento sagrado como un matrimonio, un nacimiento, el Shabat y las fiestas. Desde tiempos inmemoriales se prepara en las casas, entre familias judías. Tanto que para muchas mujeres es una tradición que hacen año con año con su abuela por las épocas de junio y julio. Por su gran importancia, hemos decidido compartirles la receta. Esperamos la puedan aprovechar.

Vino kosher casero

Ingredientes
10 kg de uva moscatel especial para vino
4 kg de ázucar refinada (400 g por kg)
Trapos de franela lavados y secados
Un embudo de boca grande
Un garrafón de cristal con capacidad de 20 litros, de boca chica como los del agua (deberá estar completamente limpio y seco, porque el agua avinagra el vino)

Nota: La uva tiene que estar seca, firme y brillante (se consigue entre los meses de junio y julio)

Preparación
1) Desgranar las uvas de los racimos y limpiarlas ligeramente entre 2 trapitos sin presionar.
2) Irlas introduciendo al garrafón, intercalando una capa de uvas y una de azúcar.
3) Repetir el procedimiento hasta que la última capa sea de azúcar. (Es importante no llenar el garrafón a más de la mitad de su capacidad, porque al fermentar necesita suficiente aire para que respire).
4) Tapar el garrafón con un trozo de tela dentro del orificio y con otro por fuera (el cual se fijará con una liga).
5) Colocarlo en un lugar oscuro y húmedo. Dejar reposar unos tres días y, a partir del cuarto día, mover el frasco ladeándolo una vez al día, así por unos 20 días, hasta que el azúcar ya no se vea al fondo (el movimiento será por fuera, no introducir cubiertos).
6) Este vino podrá durar muchos años, mejorando su sabor a través del tiempo.

Fuente: Rapsodia de sabores

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad