14 de agosto de 2017 12:20 PM
Imprimir

El aumento de reintegros profundiza las asimetrías

La Nación incrementó hasta cinco puntos los reintegros a determinadas exportaciones pesqueras. La medida adoptada por el gobierno nacional beneficia principalmente a Mar del Plata en detrimento de la Patagonia. El langostino y el calamar fueron excluidos.

El viernes se conoció el decreto del Poder Ejecutivo Nacional por medio del cual se ordenaba un incremento de hasta cinco puntos los reintegros a las exportaciones pesqueras de determinadas especies. Al analizarse el anexo y repasarse las posiciones arancelarias queda claro que es una medida que tiene como principal beneficiario a los exportadores de la industria pesquera marplatense.

En total son 110 posiciones arancelarias modificadas y los incrementos de reintegros abarca a diversas presentaciones de merluza hubbsi, merluza de cola, corvina, pescadilla, abadejo, rayas, lenguado, besugo, salmón y anchoíta, entre otras.

Si se tiene en cuenta dónde se procesan principalmente y exportan la mayoría de las especies alcanzadas por la medida, se evidencia que es un decreto pensado para Mar del Plata. Además, fue expresamente excluida la especie Pleoticus muelleri, el principal recurso exportable de la Patagonia.

Cuando se evalúa otra especie como la merluza común, este incremento de reintegros termina profundizando las asimetrías regionales, ya que un mismo producto exportado desde el sur o desde un puerto bonaerense recibe el mismo reintegro, sin tenerse en cuenta que su procesamiento en el sur tiene un mayor costo de producción.

En términos políticos trascendió que el decreto es el directo resultado de “gestiones” de las cámaras empresariales marplatenses ante la gobernadora María Eugenia Vidal, que agilizaron el dictado de la misma, y fortalece claramente el tipo de exportaciones pesqueras del puerto bonaerense.

Firmado por el presidente, Mauricio Macri, fue publicado el viernes  en el Boletín Oficial el Decreto 639/2017, por medio del cual el Gobierno Nacional instrumentó una sustancial mejora en los reintegros a las exportaciones de diferentes especies con algún grado de procesamiento e incorporación de valor agregado. Según dice el texto de la norma, la medida regirá por el plazo de un año. En los fundamentos se indica que tiene como objetivo ser un estímulo para la actividad, tanto de la flota fresquera como de las plantas de procesamiento en tierra.

“Resulta necesario realizar ciertas modificaciones a los niveles de Reintegros a la Exportación (RE) vigentes para determinadas mercaderías pertenecientes a las pesquerías de merluza y del variado costero, exclusivamente para la flota fresquera”, precisa la norma, al considerar “necesario darle condiciones competitivas a las actividades respectivas”.

El gobierno sostiene que la modificación “se enmarca en el proceso de revisión y reestructuración integral que se está efectuando sobre el régimen de Reintegros a la Exportación (RE), consistente en la restitución, total o parcial, de los importes que se hubieran pagado en concepto de tributos interiores por la mercadería que se exportare”. Pero los limita para la flota fresquera y determinadas especies, excluyéndose al calamar y al langostino.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Revista Puerto - Mar del Plata

Publicidad