15 de agosto de 2017 13:07 PM
Imprimir

Para el agro cordobés, “son días en que uno se levanta un poco más optimista”

Los titulares de Cartez, Coninagro y la Bolsa de Cereales coincidieron en su sorpresa por los resultados en Córdoba y en el buen ánimo que el resultado nacional trae para los productores.

El claro triunfo de Cambiemos a nivel nacional en las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (Paso) tuvo uno de sus puntales en el sector agropecuario, que es el que más se ha visto favorecido por las políticas oficiales, tras años de maltrato durante la gestión anterior.

El partido del presidente Mauricio Macri logró una diferencia aplastante en las zonas agrícolas más productivas y dirigentes de entidades vinculadas al campo, de Córdoba, reconocieron que estos resultados significan una inyección de optimismo de cara al futuro.

 

Opiniones

“Aunque finalmente hubiera perdido Buenos Aires, el triunfo en gran parte de la nación es amplio. Son días en que se respira otro clima, otro aire, en que uno se levanta un poco más optimista”, señaló a Agrovoz el presidente del Consejo Regional de Coninagro, Alejandro Buttiero.

Y completó: “Para el sector agropecuario es buenísimo, sobre todo después de venir tantos años golpeados por el kirchnerismo”.

Algo similar opinó Gabriel de Raedemaeker, líder de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez): “Estamos recibiendo los resultados con buenas expectativas, hay un muy buen ánimo en las diferentes rurales del interior. Es muy alentador para lo que viene, le pone un límite muy marcado al kirchnerismo”.

Para el titular de la Bolsa de Cereales de Córdoba, Luis Macario, “fue un apoyo a la gestión de Macri”.

 

Sorpresa

Los tres dirigentes consultados por este medio coincidieron, en este contexto, en señalar su sorpresa por la diferencia con la que Cambiemos le ganó a Unión por Córdoba (UPC) en nuestra provincia.

“Me sorprendió mucho Córdoba, no pensé que iba a haber tanta diferencia. Yo pensaba que iba a ser una elección más pareja. Básicamente, creo que lo que pasó es que la elección se nacionalizó y no fue un voto en contra del gobierno provincial si no a favor de Macri”, expresó Macario.

De todos modos, reconoció que 20 años de poder tienen un lógico desgaste y eso también puede incidir en los resultados.

De Raedemaeker también manifestó estar “sorprendido por la magnitud de la diferencia en Córdoba”, y coincidió con Macario en que “uno imagina que se ha polarizado la elección y eso arrastró a la figura de Juan Schiaretti; más que un plebiscito al gobierno de la provincia fue un respaldo a Cambiemos. La posibilidad de un retorno del cristinismo ha espantado a la gente”.

No obstante, señaló que la amplia diferencia a favor del macrismo en las zonas productivas puede tener algún factor de malestar por temas que arrastran años sin solución como las inundaciones, la Ley de Bosques y la presión impositiva.

Buttiero, por su parte, consideró que los resultados en Córdoba significaron “una sorpresa que ni siquiera los políticos imaginaban” y admitió: “Pensé que el triunfo iba a ser del oficialismo, que (Martín) Llaryora ganaba caminando”.

Y aunque coincidió en que hay muchas quejas en algunas zonas agropecuarias por la falta de obras y la presión impositiva, rescató que “Córdoba es más que está haciendo en materia de infraestructura”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agritotal

Publicidad