17 de agosto de 2017 02:53 AM
Imprimir

“Luces amarillas” por pérdida de rentabilidad en el campo

Productores agropecuarios manifiestan su preocupación la dinámica inflacionaria y el aumento de costos productivos que viene complicando su ecuación de rentabilidad.

Según una encuesta elaborada por Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (CREA) sobre unos 1400 miembros de la entidad, en los últimos meses se ha visto afectada incluso la rentabilidad de los productores agropecuarios, indiscutiblemente los grandes beneficiados por las políticas oficiales. Sin embargo, el informe emitido por el organismo que nuclea a un importante sector del campo argentino plantea que “los productores manifiestan que siguen con intenciones de aumentar el empleo y de invertir pero se prenden algunas luces amarillas”.

Federico Bert, director en Investigación y Desarrollo de CREA, analizó algunos aspectos del informe titulado “El campo está perdiendo rentabilidad y caen las expectativas económicas”. Al respecto, detalló: “Esas luces amarillas que se prenden tienen que ver con la erosión de parte de la competitividad de algunas de las actividades”. Y confirmó que “los resultados económicos esperados hoy para la agricultura extensiva no son tan buenos como hace un tiempito atrás”.

Según el analista, este preocupante escenario tiene que ver con las adversidades climáticas sufridas por el campo en diversas regiones del país. Aunque la encuesta es anterior, vale la pena recordar que durante el pasado fin de semana se sufrieron lluvias intensas en la región pampeana que han complicado la siembra de miles de hectáreas de trigo tanto en La Pampa como en Buenos Aires. Pero también hay factores económicos que están incidiendo negativamente en el escenario agrícola.

En este sentido, Bert destacó variables como la del tipo de cambio “que, en algún punto, significaron aumento de costos y pérdida de competitividad”. Hay que considerar que al momento de la realización de la encuesta el dólar estaba en aproximadamente 16 pesos, mientras que en la actualidad ronda los 18, lo que por un lado ha implicado una ganancia notable para los productores que acceden a la exportación y reciben pago en divisas, pero también el aumento de diversos costos para los productores locales ya que muchos insumos agrarios tienen sus precios dolarizados. También destacó el problema de la inflación que por su incidencia en los costos de vida “directa o indirectamente termina impactando porque aumentan costos importantes para el productor como son las labores o, principalmente, los transportes”. En este último aspecto, también hay que recordar el impacto de los constantes aumentos de los combustibles.

Por último, el analista de CREA subrayó que en el “campo “más allá de que se haya erosionado un poquito la competitividad” las expectativas para los productores agrícolas “continúan siendo buenas”: “Que hayan bajado un poquito no significa que no sigan siendo buenas; se han moderado en algún momento por estas luces amarillas pero sigue siendo mayoría la cantidad de productores que avizoran un futuro interesante”.

La preocupación por las perspectivas económicas y los reclamos de asistencia al gobierno ante el impacto de los fenómenos meteorológicos se manifestó también en las recientes asambleas comarcales de la Federación Agraria Argentina (FAA), en las que se eligieron las nuevas autoridades. En las asambleas realizadas durante el mes de julio, los productores agrupados en la entidad hicieron primar los reclamos de asistencia nacional y provincial ante las crisis hídricas y el cuestionamiento por el impacto negativo de las importaciones incontroladas y las modificaciones regresivas en la ecuación de costos para los pequeños productores.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: El Enfiteuta

Publicidad