27 de agosto de 2017 12:36 PM
Imprimir

Recuperar la marina mercante argentina para abaratar costos

Argentina perdió el 98 % de su flota de río. Reconstruir la marina mercante para retomar traslados de cabotaje con barcos argentinos facilitaría el traslado y abarataría los costos de flete y logística

En la actualidad, para trasladar materia prima desde cualquier punto de Argentina por vía marina o fluvial hacia los puertos internacionales, es necesario hacerlo por medio de barcazas alquiladas a la flota de bandera paraguaya, ya que nuestro país no cuenta con una marina mercante propia.

Es por esto que representantes de distintos sectores de la comunidad portuaria reclaman por la aprobación en Cámara de Diputados el proyecto de Ley que promueve la reconstrucción  de la marina mercante e incentivos para la industria naval, la cual fue aprobada por unanimidad en el Senado de la Nación en noviembre de 2016, y que entre otro puntos, permitiría retomar los traslados de cabotaje con barcos argentinos con el fin de reducir los altos costos de flete, aumentar el volumen de traslado tanto de granos y cereales como tambíen de productos de economías regionales.

“Hubo un tiempo en que Argentina llegó a tener tener mil cien buques en su marina fluvial mientras que hoy son solo dos o tres, es decir que perdimos el 98% del total de la flota de río”,  firma Julio González Insfrán, Secretario General del Centro de Patrones y Oficiales Fluviales de Pesca y Cabotaje Marítimo, uno de los sectores afectados por la ausencia de esta estructura de bandera nacional. El titular gremial afirma que lo que impide la puesta en funcionamiento de la misma es la “tremenda presión fiscal” que lo deja fuera de competencia en relación con las flotas de países limítrofes.

Hoy Paraguay es la primer flota latinoamericana y la tercera flota fluvial del mundo, y muchos de esos son capitales argentinos que emigraron tanto a ese país como en Bolivia y Uruguay donde  las empresas navieras tiene una tarifa tributaria especial como debería suceder acá, explica Insfrán, quien espera que al cabo del proceso electoral pueda retomarse el tratamiento de la Ley en Cámara Baja.

Una ley hoy en debate

Otro de los sectores que destaca la importancia de que se acelera la aprobación de esta ley es, Ángel Elías,  el Presidente del Consejo Portuario Argentino y del Ente Administrador Puerto Rosario quien afirma que no solo hace falta que modifique el componente tributario sino que haga que el combustible sean tan económico para la flota argentina como la que pagan los barcos de afuera, ya que según reglamentación “cuando viene un barco de afuera se considera que se está exportando combustible y paga menos”.

No obstante Elías aclara que “es entendible que haya debate sobre esta Ley porque en términos económicos implica una baja en la  recaudación impositiva de mil quinientos millones de dólares al año aproximadamente, que el Estado dejaría de percibir si se aprueba”, explica.

Otras ventajas

El titular del ENAPRO también destacó que además de proveer competitividad al comercio nacional, la importancia de una marina mercante radica también en su componente ecológico: sería mucho más amigable con el medio ambiente por ejemplo que  el traslado de la producción de granos del noreste argentino  en vez de venir por camiones al puerto de Rosario, puedan venir por barco o trenes barcazas ”.

Una vez aprobada la ley, ¿hay capitales dispuestos a invertir?

De acuerdo con el titular nacional del gremio de Cabotaje, la recuperación de la fabricación naval esinmediata “porque muchos armadores están dispuestos a tener barcos con bandera argentina si es que la ley sale”.  Además, agrega que Argentina cuenta con mucha capacidad instalada de primera línea: “Tenemos astilleros en funcionamiento que pueden producir  barcazas con capacidad de transporte, como el Paraná Sur  o  Rio Santiago, en Buenos Aires y también el UABL  en Pueblo Esther, entre otros, incluso en  Corrientes tenemos un astillero que llegó a construir plataformas petroleras para México  y que hoy está casi abandonado”.

”Para transportar el 30% de la carga que hoy se mueve por la hidrovía del río Paraná- Paraguay, que son aproximadamente 20 millones de toneladas, necesitamos por lo menos 100 equipos completos de empuje,y es un potencial muy grande.

Recuperación de puestos de trabajo. Astilleros en crisis

De acuerdo con el pte del Consejo Portuario Argentino, “Si tuviéramos una Marina argentina le daríamos trabajo en reparación a muchos talleres astilleros que hoy por hoy no están trabajando señala”.

En tanto Insfran concluye que parta “para construir un buque de 30 mil toneladas se necesitan dos mil  personas trabajando día y noche por semana”, y  agrega que además es una tema crítico ya que “hay astilleros que actualmente están por despedir gente en por falta de pedidos de construcción”.

*Nota realizada en base a entrevistas hechas en programa Punto y Aparte.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: news.agrofy.com.ar

Publicidad