31 de agosto de 2017 10:45 AM
Imprimir

Un mes sin decisiones sobre el langostino

El organismo que determina las políticas pesqueras sigue sin adoptar decisiones sobre el principal recurso de exportación pesquera. En la última reunión sólo analizó la merluza negra y respecto del “oro rojo” se limitó a ver los informes y pedirle al INIDEP que los explique.
En la última reunión (Acta 23) del Consejo Federal Pesquero el tema excluyente fue la merluza negra, y apenas hubo tiempo para dar lectura a un breve resumen de los informes de langostino presentados por el INIDEP y una propuesta de Chubut de embarcar más observadores en la flota fresquera. Luego se trataron temas administrativos, como asignación de toneladas de merluza de la reserva de administración; justificaciones de inactividad y transferencias definitivas de cuota de esa especie, que por lo general persiguen un solo objetivo: dejar el barco listo para entrar en la pesquería de langostino. Finalmente se tomó conocimiento de un avance importante en el Programa de la FAO de Enfoque Ecosistémico de la Pesca, a partir del cual se designará, de forma consensuada, una pesquería para ser manejada a modo de piloto bajo los parámetros de este sistema de explotación.
 
Sin análisis profundo
Los documentos técnicos presentados por el INIDEP dan cuenta de una situación de abundantes capturas con tamaño de ejemplares mayoritariamente L1; L2; L3 y un leve aumento, en los últimos días analizados de agosto, de L4. Informes complementarios de la pesquería de merluza hablan de un nivel de by catch bajo, pero en ningún caso se realiza un análisis profundo de los datos que surgen de los informes presentados.
Para comprender el alcance de la información que se les ha dado, los consejeros consideraron conveniente solicitar al INIDEP que participe en la próxima reunión para explicar “el contenido de los informes”. 
Por su parte, el consejero por Chubut solicitó que se incorporen más observadores en la flota fresquera para que los informes de langostino no deban basarse únicamente en los datos de producción de la flota tangonera. Esto es en realidad un pedido reiterado del Programa de Crustáceos del INIDEP que recién ahora comienza a ser tenido en cuenta, dado que en el último mes se ha designado un reducido número de observadores para esa flota.
Esto y la proposición de la Cámara de la Flota Amarilla de Chubut de postergar por 30 días la prospección ya aprobada en el AIER, fueron los únicos temas abordados sobre el principal recurso de la industria pesquera nacional.
 
La cuota de merluza
En total han devuelto los tenedores de cuota 29.302 toneladas de merluza hubbsi que quedaron a disposición de la autoridad de aplicación para su redistribución. En la semana pasada ingresaron pedidos de nueve buques a los que les reasignaron 6.900 toneladas, quedando la reserva con 22.402 toneladas, un volumen muy elevado y muestra inequívoca de que hoy no es negocio pescar merluza en nuestro país.
Además, destaca el informe del último encuentro, publicado por Revista Puerto, que de un tiempo a esta parte no pueden dejar de mirarse las transferencias definitivas de cuotas de merluza entre barcos y más aún si corresponden al mismo grupo empresario, como paso previo a una nueva incorporación de buques a la pesquería de langostino. En esta acta se aprobaron dos transferencias: las del buque Don Vicento Vuoso, de la firma Vuoso Hermanos SRL al Lucía Luisa, de la empresa Luis Solimeno e Hijo; y la del barco Mar Esmeralda a favor del buque Kantxope, ambos de la firma Maronti SA.
 
Programa FAO 
Finalmente en el marco de los proyectos de “Apoyo al Consejo Federal Pesquero para la formulación de la política de investigación pesquera y aplicación tecnológica” y de “Fortalecimiento de la gestión y protección de la biodiversidad costero marina en áreas ecológicas claves y la aplicación del enfoque ecosistémico en la pesca”, ambos de FAO, se informó que será seleccionada una pesquería a manera de piloto para la implementación del enfoque ecosistémico pesquero (EEP); y que la selección se hará entre “el INIDEP, sector privado, CFP, SSPyA, MAyDS e instituciones científicas, sosteniendo los empleos y conservando la biodiversidad y los servicios ecosistémicos marinos”.
Se aclaró a la vez que se harán aportes desde el programa para lograr sistemas mejorados de gestión de información y monitoreo, que incluyen también datos socioeconómicos e información sobre selectividad, buenas prácticas y medidas de mitigación, para facilitar la toma de decisiones sobre la aplicación del EEP en los ámbitos público y privado.
Fuente: La Opinión Austral - Río Gallegos

Publicidad