1 de septiembre de 2017 03:49 AM
Imprimir

Arroz con dos nuevas variedades

Superan a las actuales. Pura calidad y alto rendimiento.
El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) presentó dos variedades nuevas de arroz que superan a las actuales en curso, fruto de los avances que se produjeron en el último quinquenio, en el cultivo, y fue en la XXVIII Jornada Técnica Nacional del Cultivo de Arroz. Actualmente, genes y variedades INTA tienen un predominio en Latinoamérica por lo que en Brasil, el 83% del área sembrada de arroz irrigado contiene genes INTA, con un 40% de variedades INTA.
El exitoso Programa de Mejoramiento de Arroz del INTA Concepción del Uruguay (Entre Ríos) ha logrado un impacto destacado en Latinoamérica. Es reconocido por los más grandes mejoradores, como lo hiciera Fernando Correa (Colombia) en el X Congreso Brasilero de Arroz Irrigado.
Si bien en la Argentina no tuvo el mismo reconocimiento, por tratarse de un cultivo regional, se llevó las mejores críticas en Brasil. Ya con presencia en Sudamérica, el programa de investigación de la Estación Experimental Agropecuaria Concepción del Uruguay (Entre Ríos), logró lanzar y poner en reproducción (en semilleros) dos nuevas variedades: Una, de grano largo fino Memby Porá y, la otra, largo doble denomina Kira INTA.
El Memby Porá es un grano largo fino que se cocina suelto en la olla; preferido por las amas de casa porque no se pega, este tipo se ha difundido en todo Latinoamérica. Se aprecia en la cocina de Perú, por ejemplo, que es un mercado altamente exigente; lo mismo ocurre con la cocina de Brasil, pues son rigurosos en la elección de este tipo de arroz. Es resistente a una enfermedad muy importante en arroz, que se llama Pyricularia, y al frío, lo que significa que la variedad puede ser sembrada más temprano que el resto.
De esta manera, le permite al productor tener una estrategia de producción más sencilla, de mayor oportunidad de negocio y, además, le brinda facilidades para el control de malezas y de otras prácticas culturales. Por lo tanto, el productor puede sembrar más temprano, evitando la aparición de malezas que se demoran en germinar por las bajas temperaturas.
Además de producir un grano más temprano con precios más convenientes y también, escaparle a las enfermedades que se generan en verano. La multiplicación en los semilleros permitirá que esté disponible a los productores en la campaña del año que viene. Mientras que la variedad largo ancho Kira INTA se destaca porque tiene un nicho de mercado muy importante y en la Argentina se lo conoce como “Doble Carolina” y, en el internacional como “Largo Ancho”, que tiene un espacio comercializador de mayor precio.
Normalmente, quienes lo consumen e importan con mayor precio que el largo fino, son regiones del Mediterráneo y “acá, en la Argentina, se lo destina a platos tipo guiso, risotto o paellas debido a las propiedades que tiene este tipo de grano, en los componentes de almidón, de absorber las salsas o el líquido en el que está siendo cocido”, sostuvo Alberto Livore, Jefe del Grupo de Trabajo en Mejoramiento Genético de Arroz (INTA). “Las variedades cultivadas de estos arroces, normalmente eran de bajo rendimiento, eran plantas que volcaban (al piso) y con una baja producción. En esta oportunidad, estamos lanzando una variedad que no vuelca, tiene resistencia a enfermedades, tiene todos los atributos culinarios para poder ser usados en esa cocina y tiene mucho mayor rendimiento”, destacó Livore.
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: On24

Publicidad