1 de septiembre de 2017 22:58 PM
Imprimir

EL CAMPO HABLA . . . . . .

…que, repentinamente, parece que cierta dirigencia, y algunos funcionarios y medios parecen haber “descubierto” recién, que buena parte de la Pampa Húmeda está mucho más “húmeda” que lo deseable, y que lo que desde la producción se viene alertando desde hace meses/años es rigurosamente cierto, aunque las autoridades prefieran ignorarlo o minimizarlo. El caso es […]

…que, repentinamente, parece que cierta dirigencia, y algunos funcionarios y medios parecen haber “descubierto” recién, que buena parte de la Pampa Húmeda está mucho más “húmeda” que lo deseable, y que lo que desde la producción se viene alertando desde hace meses/años es rigurosamente cierto, aunque las autoridades prefieran ignorarlo o minimizarlo. El caso es que los daños recurrentes, tanto a la cosecha pasada, como los que ya se están registrando para la próxima, ante la imposibilidad de sembrar la fina y hacer las labores correspondientes, determinan niveles de pérdida que alejan, cada vez más, las infladas expectativas oficiales sobre los volúmenes potenciales de granos recolectados tanto en esta campaña, como lo que se puede esperar para la que viene. Este fue uno de los temas centrales que se escucharon en los pasillos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, donde se realizó el Jonagro, organizado por CRA, donde hizo su debut formal el nuevo Jefe de Gabinete de Agroindustria, Daniel Assef (vale reconocer, ante la notoria ausencia de más representantes oficiales, tanto de esa cartera como de otras). Así, el clima, y la decisión de Estados Unidos de aumentar los aranceles la importación de biodiésel argentino, concitaron el grueso de la atención.

…que, a pesar de esto, el asunto del biodiésel parece haber tomado por sorpresa al sector público que ahora plantea “trabajar en conjunto” para tratar de zanjar una situación que deja en evidencia los problemas que se generan por alteración artificial de los precios de mercado, tal el caso de las distintas retenciones aún vigentes alrededor del complejo sojero, algo que seguramente los responsables del área deben tener muy en claro desde diciembre de 2015, cuando se recortaron a cero (0%) la mayoría de las retenciones, menos las de la oleaginosa. Sin embargo, trascendió que el Jefe de Gabinete, Marcos Peña “estudia ahora la estructura fiscal del biodiésel” (?) , dando a pensar que Planificación Estratégica tiene un poco “atrasados” los deberes. Pero, además de los cálculos de cosecha y de las pérdidas que viene causando, entre otras cosas el clima, y que pondrá a este ciclo en alrededor de 125 millones de toneladas “reales”, (lo que constituye un récord, aunque bien por debajo de las estimaciones oficiales), los técnicos destacan también las alrededor de 6 millones de hectáreas de alfalfas que se perdieron durante la “sojización”.

…que, lo que muchos se preguntan además, es porque las autoridades resisten aumentar el porcentaje de corte con biocombustibles producidos en el país, lo que ayudaría a atenuar (mientras se soluciona) los efectos negativos de la pérdida del mercado de biodiésel de los EE.UU., tal como ocurre en Brasil donde el porcentaje de bio ya se eleva a 28%…Mientras, “Le dan más despliegue al Harvey en EEUU, que a las inundaciones locales”, se quejaba un dirigente ruralista, en los pasillos de la Bolsa. Tampoco se están atendiendo las pérdidas ganaderas que, por tercera primavera consecutiva, viene teniendo las pariciones “en el agua”, lo que también retrasa la ya lenta recomposición del stock ganadero. También el sector de peras y manzanas finalmente recibió el estado de emergencia y fondos para encarar las podas primaverales. Lástima que las medidas llegan más de un año después de lo esperado

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Ambito Financiero

Publicidad