1 de septiembre de 2017 23:16 PM
Imprimir

Productores de té rechazaron el laudo provincial y analizan medidas extremas

La Federación Agraria y la Asociación de Productores Agropecuarios repudiaron los valores que regirán en la campaña 2016/2017. Coincidieron en que el kilo del bote debe estar por arriba de los 2 pesos

Los productores de té repudiaron el laudo provincial y en estos días se reunirán para analizar la situación y estudiarán hacer medidas extremas para intentar revertir los montos establecidos para la próxima zafra. 


“Es precio es muy bajo”, coincidieron los dirigentes agrarios consultados por PRIMERA EDICIÓN y que participaron de las diferentes reuniones de la Comisión Provincial del Té (CoProTé). 
 
El laudo del ministro del Agro y la Producción, José Luis Garay, fue de  1,65 pesos el kilo de brote al inicio de la zafra, en octubre, más 10 centavos por certificación hasta el 31 de diciembre. Y advirtió que “luego se deberá estar atento a la posible variación de la cotización del dólar. Si subiese, el precio se ajustaría hasta un 5 por ciento”, detalló el ministro. Además dejó abierta la posibilidad de discutir un nuevo reajuste el año que viene, teniendo en cuenta el valor de la divisa estadounidense.
 
Funcionarios del Ministerio del Agro sostienen que los productores están satisfechos y a favor de comenzar cuánto antes con la cosecha. Sin embargo, tanto la Asociación de Productores Agropecuarios de Misiones (APAM) como la Federación Agraria Argentina (FAA) secciones Misiones, expresaron la disconformidad con los precios y adelantaron que llevará a cabo diferentes asambleas para conocer la opinión de los colonos. 
 
El presidente de la FAA Misiones, Jorge Butuik, indicó a PRIMERA EDICIÓN que el precio es bajo, “muy bajo si tenemos en cuenta que los costos presentados por las distintas asociaciones”, reveló.
En este sentido, el dirigente contó que en la penúltima reunión de la Comisión, el sector productivo presentó una planilla de costos de 2,08 pesos para el kilo de brote de té, teniendo en cuenta la ganancia para los colonos. 
 
Butuik también reclamó el pago de contado a los colonos, porque en “el té se atraviesa una situación similar a otras producciones madres de la provincia y está relacionado a los pagos. Y lo más importante es no caer en el mismo sistema que la yerba por ejemplo, con industriales que no pagan lo fijado de manera oficial”, precisó.
 
“Vamos a insistir en que se haga cumplir el precio, en todas los encuentros la Industria siempre dijo que ellos no tienen precios, pero son técnicas que usan para pagar por debajo del oficial”, indicó el titular de la FAA, quien agregó que desde la entidad propusieron que las operaciones sean de carácter público para terminar con las presiones que ejercen los empresarios a los colonos, quienes deben firmar un documento antes de entregar materia prima y de esa manera “obligan a los colonos a recibir menos del establecido”, cerró.
 
Todo por 2 pesos
Por su parte, el vicepresidente de APAM, Cristian Klingbeil manifestó que en la actualidad, por los costos de producción de los colonos “necesitamos un precio por arriba de los 2 pesos por kilo. Eso siempre y cuando no vuelvan a subir los insumos y el jornal laboral, porque en ese caso vamos a tener más aumentos que de manera automática deberían reajustarse”.
 
Comentó que los productores tienen tres temas principales sin resolver. El primero es que el laudo ni siquiera cubre los costos de la chacra; el segundo que ya no soportan los pagos a largo plazo; y el  tercero es que tampoco pueden afrontar los gastos que les demandaría readecuar las chacras, de acuerdo a las normas que están exigiendo los compradores.
 
El dirigente coincidió con su par de Agraria y señaló que “me molesta mucho que se haya tomado como costumbre pagar al productor misionero en cuotas, es algo que ocurre en todas las producciones. No podemos “ser la financiera de las cadenas productivas”. 
 
Klingbeil también criticó el poco debate en el seno de la CoProTé, donde no hay resoluciones y  “como viene pasando desde hace muchos año. Los industriales aparecen siempre con el mismo discurso, cada año llegan a las reuniones de la Comisión sin contar con lista de costos, con el argumento que no pueden hablar de precios porque las primeras ventas o los cierres de contrato se realizan con la zafra en marcha. Pero la experiencia nos indica que hace años que el té de exportación no tiene grandes modificaciones en los valores en el mercado internacional”. 
 
“Los exportadores tuvieron grandes beneficios como la quita de retenciones y devoluciones de impuestos, pero la Provincia no quiere trabajar para que estas mejoras también llegue al bolsillo de colonos”, finalizó

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad