2 de septiembre de 2017 09:53 AM
Imprimir

El resurgir ganadero: la avidez por incorporar genética de calidad se refleja en los remates

Ante expectativas favorables para el negocio pecuario, crecen las subastas de cabañas y los precios pagados por los reproductores; el objetivo, optimizar la producción de carne.

Las buenas perspectivas que se evidencian para la ganadería argentina, a partir de políticas que fomentan la exportación y la búsqueda de nuevos mercados para los cortes vacunos de estas pampas, comienzan a repercutir sobre el primer eslabón de la cadena del negocio pecuario: la comercialización de reproductores. En efecto, el actual ciclo de remates de cabañas demuestra el resurgir ganadero y lo expresa en un mayor número de subastas y en valores muy superiores a los vigentes en 2016. Así, la decisión de invertir en la incorporación de líneas de sangre que optimicen la producción de carne -el fin primordial de todo lo que ocurre en esta etapa del año- vuelve a dinamizar un sector que apunta a un crecimiento sustentable.

En el mismo sentido, Horacio Luis La Valle, prosecretario de la Asociación Argentina de Criadores de Hereford, señaló que los remates desarrollados desde junio y hasta la actualidad “muestran resultados auspiciosos para el resto de la temporada, dado que se percibe un marcado interés de los compradores por incorporar toros y hembras que puedan aportar un mejoramiento genético a sus rodeos”. Y añadió que los valores de los reproductores hoy “superan a los del año anterior en entre un 20 y un 40%”.

 

Desde la Asociación Braford Argentina, su director ejecutivo, Gustavo Cócaro, explicó que los remates de la raza auspiciados por la entidad evidencian “excelentes precios y una gran avidez por parte de los productores por la adquisición de reproductores Braford registrados por la asociación. Hoy, que estamos en la mitad del ciclo de subastas, podemos estimar que los promedios obtenidos por los machos han crecido entre un 50 y un 60% respecto de 2016”.

Para Facundo Rivolta, gerente de la Asociación Argentina de Brangus, el ciclo de ventas de cabañas está siendo “altamente positivo e incluso los resultados están muy por encima de las expectativas, tanto en precios como en volúmenes comercializados”. Agregó que en los remates las ventas se dan con mucha fluidez por la firmeza de la demanda. “Respecto del año pasado crecimos un 10% en volumen comercializado y un 39% promedio en los valores alcanzados por los machos, con una transición de 55.000 a 76.500 pesos”.

En las cuatro asociaciones de criadores destacan los crecientes pedidos de auspicios recibidos desde las cabañas. “El pedido de auspicio de remates es cada vez mayor. Esto marca una tendencia creciente en la compra de genética garantizada y, por consiguiente, una mejora en el mediano plazo de los rodeos en los que será utilizada. Por otra parte, el ganadero confía en que las políticas para el sector van a mejorar la situación y por eso se decide a invertir, sabiendo que el retorno tomará un tiempo de tres a cuatro años”, explicó Cócaro.

Martínez del Valle destacó que la demanda hoy se está orientando hacia animales registrados, “cuando en otras épocas, cuando las expectativas no eran las mejores, se tendía a incorporar reproductores generales, sin todos los controles ni las garantías que pueden brindar las asociaciones de criadores. Frente a expectativas favorables, los productores están trabajando en armar rodeos de buena genética, probada y garantizada por la asociación”.

Ocurre que el actual resurgir ganadero demanda la reconstrucción de planteles, algo que no se consigue de un día para el otro. “En los últimos dos años muchos productores que habían abandonado la ganadería están tratando de regresar a la actividad, particularmente en las zonas menos productivas de sus campos, y ello ha generado una demanda de toros de calidad, ya que muchos son rodeos chicos y se pretende que tengan alta calidad, tanto para engordes posteriores como para la venta de terneros. Cada vez más los productores diferencian por calidad, utilizando incluso información objetiva de los Dep’s (Diferencias Esperadas entre Progenies) para agregar valor a su productividad”, dijo Rivolta.

El representante de Hereford señaló: “Sin duda hoy notamos que entre los compradores de la raza crece el interés por toda la información objetiva que proporciona el Programa de Evaluación Genética Hereford. Las Dep’s son una valiosa herramienta para predecir los resultados que pueden obtenerse usando distintos reproductores en materia de pesos al nacer, al destete y a los 18 meses; leche materna; circunferencia escrotal; área de ojo de bife, y espesor de grasa, entre otros indicadores”.

Cócaro sumó otro dato que hoy resulta relevante para los compradores: la confiabilidad del vendedor. “Esto tiene que ver con la capacidad de respuesta en la ?posventa’ ante algún problema que pueda surgir y es ahí donde la veracidad de los datos productivos cobran valor y donde se potencian los auspicios de las asociaciones, que certifican los datos presentados por el proveedor de genética”.

Facilidades para invertir

A tono con la firmeza del circuito de remates se está dando una particular competencia entre entidades bancarias para ganar clientes con sus sistemas de financiación. “Los financiamientos hoy son muy importantes y estimulan la compra de reproductores. Esto habla de las buenas perspectivas para el sector, que también son visualizadas por las entidades bancarias”, dijo Cócaro. En el mismo sentido, La Valle añadió que las financiaciones a tasas muy bajas o incluso sin costo ofrecidas con las tarjetas bancarias “son un atractivo importante, particularmente para el incremento de la compra de vientres”.

La otra práctica que comienza a generalizarse en las subastas de animales de elite es la venta a porcentaje, que implica una asociación estratégica entre el vendedor y el comprador. “Esta es una práctica que llegó para quedarse, sobre todo a partir de las técnicas de trasplante embrionario in vitro. Es un modo de compartir la genética, obviamente de facturar, y de mantener parte del desarrollo genético logrado”, destacó Fernando Foster, gerente Comercial de Bellamar Estancias SA, firma que hasta el momento logró el mejor valor del actual ciclo de remates, con $ 1.350.000 por el 50% de la Reservada de Gran Campeón Ternera de la última exposición nacional de la raza Brangus en Chaco (como se amplía por separado).

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: La Nacion

Publicidad