4 de septiembre de 2017 23:07 PM
Imprimir

Técnica de vacunación inguinal en reproductoras pesadas

Aunque el método de vacunación inguinal no es nuevo, su uso no está ampliamente difundido a nivel mundial y podría beneficiar a muchas empresas, especialmente aquellas que se ven obligadas a utilizar múltiples vacunaciones con bacterinas y/o vacunas inactivadas.

Cada región necesita un programa de vacunación específico para enfrentar los retos locales. Estos retos incluyen enfermedades como Newcastle (ND), Bronquitis Infecciosa (IB), Laringotraqueítis Infecciosa (LT), Salmonelosis, Colibacilosis e Influenza Aviar por mencionar solo algunas enfermedades.

En algunos países los programas de vacunación pueden ser muy intensos, con aplicaciones en ocasiones hasta cada 2 semanas, lo que requiere que las aves sean manejadas individualmente para aplicar vacunas por las vías subcutánea en el cuello o intramuscular en la pechuga. Es frecuente que se aproveche este manejo para aplicar vacunas en el ojo o en la membrana del ala.

Un programa de vacunación intenso causará estrés a las aves, requiriendo frecuentemente mayor consumo de alimento y retraso en el desarrollo debido a la respuesta a las vacunas y este puede ser un factor que retrase el inicio de producción de huevo y/o afectar el pico de producción.

CONSIDERACIONES IMPORTANTES EN LOS PROGRAMAS DE VACUNACIÓN

1.- Mantener el programa lo más simple posible.

2.-Asegurar que las vacunas sean realmente inoculadas en las aves, aplicando una técnica de vacunación adecuada y evaluando frecuentemente las técnicas.

El concepto es no necesariamente llevar a cabo una vacunación sumamente rápida sino tener un buen programa de inmunización que garantice que todas las aves reciban una dosis inmunizante de cada vacuna.

3.-Tener suficiente intervalo entre las vacunas para obtener una buena respuesta inmunológica.

4.- Implementar un buen sistema de monitoreo del estado inmunológico de las parvadas y vigilar continuamente la administración de las vacunas.

5.- Tomar en cuenta que cada vacunación induce estrés y desvía nutrientes hacia el sistema inmune, en lugar de dirigir los nutrientes para desarrollar una adecuada condición corporal hacia las 21 semanas de edad. El programa de nutrición y alimentación debe siempre considerar este punto.

6.-Revisar al menos una vez al año el programa de vacunación para determinar si se requieren cambios debido a variaciones en los retos de enfermedad.

7.-Finalizar las vacunaciones individuales como máximo a las 21 semanas de edad, aunque lo ideal es no vacunar más allá de las 18-19 semanas de edad, especialmente cuando las aves van a ser transferidas de crianza a producción.

TÉCNICA DE VACUNACIÓN INGUINAL

La vacunación inguinal reduce el estrés en programas de vacunación considerados de moderados a muy intensos. El área inguinal es la cara interna del cuadril, en la porción superior de las piernas, donde la piel es fácilmente plegable y existe suficiente espacio para aplicar las inyecciones subcutáneas.

inmunoestimulación

Figura 1. Mesa de vacunación con rampa de descenso y aplicación de la vacuna subcutánea en el área inguinal

VENTAJAS VACUNACIÓN INGUINAL

  1. La vacunación inguinal es un procedimiento rápido y efectivo.
  2. No traumatiza al ave en forma alguna (reduce errores).
  3. Los músculos de la pechuga no se afectan y por tanto no hay deterioro de la calidad de las pechugas, de manera que pueden ser utilizadas para consumo humano al final del ciclo de producción.
  4. Se puede vacunar con vacunas inactivadas en ambas piernas.
  5. El método puede ser utilizado a las 12 y 18 semanas de edad.
  6. Es ideal para empresas que aplican muchas vacunas inactivadas y bacterinas.

BENEFICIOS ADICIONALES

Uno de los beneficios adicionales de la vacunación inguinal es que si la vacuna es inyectada accidentalmente en los músculos del muslo esto no causará mayores problemas. El único problema significativo ocurre cuando al usar agujas demasiado largas (por ejemplo agujas calibre 20 ½”; o 0.9 mm por 13 mm) en lugar de las recomendadas (18 ¼“; o 1.2 mm por 6 mm), la vacuna podría llegar a ser inyectada en la cavidad abdominal (cavidad celómica) y/o en el hígado.

Generalmente no se observan problemas locomotores cuando la aplicación se hace correctamente. La vacunación inguinal se puede hacer sobre una mesa, usando un riel o un sistema de vacunación tipo carrusel.

avicultura

Figura 2. Manipulación y posicionamiento correctos de las aves para la vacunación por vía inguinal.

Dos aves son tomadas por las alas y posicionadas sobre la mesa. El vacunador levanta una de las piernas del ave y aplica la (s) vacuna (s). Posteriormente las aves se reposicionan presentando la otra ingle y el siguiente vacunador repite el proceso aplicando la inyección subcutánea. Aunque la velocidad no es tan alta con en este procedimiento, se garantiza una buena vacunación sin que haya casi ningún ave sin aplicación de vacuna.

avicultura

aviculturaVELOCIDAD DE VACUNACIÓN

En general, puede calcularse una velocidad de aplicación de aproximadamente 1000 aves/hora

A las 18 semanas se requiere un grupo de 6 personas, de las cuales: 4 atrapan aves (2 por persona a la vez) 2 personas vacunan De esta manera, 6 personas pueden vacunar 6000 aves en 6 horas. Inmediatamente después de la vacunación a las 18 semanas de edad puede hacerse una selección con 2 personas adicionales si es que esto fuera requerido por existir problemas de uniformidad.

RESULTADOS DE VACUNACIÓN POR VÍA INGUINAL

Millones de aves reproductoras han sido vacunadas con el procedimiento de vacunación inguinal.

En las figura 3 y 4 se resumen los resultados de la vacunación por vía inguinal desde la perspectiva de inmunización contra enfermedad de Gumboro (IBD) en reproductores pesados.

La figura 3 corresponde a títulos ELISA para infección de la bolsa de Fabricio (ELISA IBD-XR), y la figura 4 muestra los coeficientes de variación.

La Figura 3 muestra los títulos promedio para IBD en lotes de reproductoras vacunadas por vía subcutánea (año 1) o inguinal (años 2, 3 y 4). Cada grupo involucró 81 a 93 lotes de reproductores de 16-18 semanas de edad, vacunados con las mismas vacunas y el mismo programa de vacunación.

La Figura 4 ilustra los coeficientes de variación para títulos ELISA IBD-XR en los mismos lotes de reproductores. Las barras horizontales representan el promedio y la desviación estándar.

vacunacion

Figura 3. Títulos promedio para IBD

vacunación

Figura 4. Coeficientes de variación para títulos ELISA IBD-XR

Puede verse que la vacunación por vía inguinal produjo títulos más elevados en los años 3 y 4, y resultados comparables en el año 2, con respecto a la vacunación subcutánea en el cuello (año 1). Los coeficientes de variación fueron comparables entre la vacunación inguinal en el año 1 y la vacunación subcutánea en el cuello. Conforme se adquirió práctica con el método inguinal en los años 3 y 4, los títulos promedio y el coeficiente de variación resultaron mejores que con el método de vacunación subcutánea en el cuello (One Way ANOVA P<0.005).

La vacunación por vía inguinal tiende a mejorar los títulos promedio y los coeficientes de variación, además de que puede contribuir a reducir el estrés en las aves. Aunque este método de vacunación no es nuevo, su uso no está ampliamente difundido a nivel mundial y podría beneficiar a muchas empresas, especialmente aquellas que se ven obligadas a utilizar múltiples vacunaciones con bacterinas y/o vacunas inactivadas.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: avicultura.info

Publicidad