5 de septiembre de 2017 11:06 AM
Imprimir

Porcicultura en Nicaragua apunta a la inseminación artificial

“El lechoncito” es una granja porcina ubicada en la comunidad El Galope, en la ciudad de Diriamba. Ahí su dueño, Norlan de Jesús Jarquín Orochena, nos mostró el trabajo eficiente que realizan cada día para producir de manera inocua. “Solo en infraestructura andamos en unos 7 mil dólares en un sólo galerón. En unos cinco meses y medio los cerdos están listos para salir al mercado”, explicó.

La granja está dividida en área de producción, gestación, desarrollo, engorde y maternidad. En la actualidad la granja cuenta con 45 madres en producción, sin embargo, la meta es llegar a 60.

Marcos Umanzor, presidente de la Cámara de Porcicultores de Nicaragua (Canipor), explicó que para hacer de mayor calidad y rendimiento este tipo de carne, el producto está trabajando con la genética Topic, una genética mejorada en Holanda y Dinamarca. Asimismo, están trabajando en un proyecto genético para crear una alianza y así garantizarle a los pequeños y medianos productores cerdos de calidad, informa El 19 Digital.

“En el caso de las hembras son híper proliferas, ya que nacen en promedio unos 13 lechones y lo interesante es que estos lechones tienen una eficiencia de conversión alimenticia mayor, es decir convierten mayor cantidad de carne con menor alimento y en menor tiempo que eso es lo que buscamos”, relató.

“Aquí más que todo se trata de abastecer el mercado local, nosotros estamos en una fuerte lucha de querer convencer y enamorar al consumidor nacional que vean cómo estamos trabajando los animales en las granjas”, señaló Umanzor.

Como meta de producción la Cámara de Porcicultores de Nicaragua espera llegar a 27.5 millones de libras en el año 2017. La proyección es crecer más. Dentro de la cámara hay unas 6 mil madres y esperan tener unas 10 mil madres, siempre aspirando a llevar esta carne con su valor agregado al exterior.

“Tenemos expectativas de exportación, actualmente hay un mercado latente en El Salvador y Dominicana para adquirir embutidos, por eso nosotros tenemos un proyecto más adelante para hacer nuestro propio matadero y buscar cómo comercializar directamente el producto dándole valor agregado a la materia prima”, siguió detallando el presidente de Canipor.

Por su parte, Amil René Ayala Tardencilla, médico veterinario de la granja, comentó que para el mes de diciembre pretende tener en funcionamiento su laboratorio de inseminación artificial, una inversión de un poco más de cuatro mil dólares en concepto de equipos e infraestructura.

“Contamos con un alimento especial para reproductores y para las madres antes y después del parto. En el caso de los cerdos su alimento también es especial en las primeras etapas y viene pensado en la estimulación de todo el sistema digestivo y para que de esta manera el lechón se prepare para una posible ganancia de peso acelerada”, comentó.

“La etapa de precebo es de 0.8 libras por día, después de los setenta días el lechón está ganado casi libra y media por día, así se puede ver que la granja está sufriendo cambios que buscan nuevas estrategias para poder producir de manera más sostenible, uno de los temas es la inseminación artificial ya que de esta manera podríamos manejar cien cerdas con un solo reproductor y de manera natural es uno por cada veinte cerdas”, puntualizó el veterinario.

Reynaldo Martínez Flores, cuidador de la granja, sobre el área de maternidad explicó que: “Cuando las cerdas están listas para parir las traemos al área de la cuna. Aquí están un mes, a los cerditos los destetamos a los 25 días y ellas pasan de nuevo a su lugar”.

“Los cerdos empiezan a recibir su alimento, se les descola y desde que nacen se les pone hierro, vitaminas y desparasitantes”, finalizó. En la actualidad esta granja comercializa su producto en el mercado local.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: ElSitioPorcino

Publicidad