6 de septiembre de 2017 11:30 AM
Imprimir

El Hackatón Agro 2017, un semillero de ideas emprendedoras en Tucumán

Tucumanos presentaron sus innovaciones durante un evento que se realizó en la sede de la Asociación de Empresas de Tecnología de la Información.

Desde ladrillos ecológicos hasta robots para el control de enfermedades en el citrus, pasando por una obra social para uso exclusivo en veterinarias y una app para organizar un asado sin moverse de casa. El Hackatón Agro 2017, que se desarrolló en la sede de la Asociación de Empresas de Tecnología de la Información (AETTI) dejó en claro que en Tucumán hay buenas ideas y, sobre todo, un gran impulso emprendedor que busca  traducirse en nuevos empleos y fuentes de ingreso.

Durante el evento organizado por AETTI, entidad que nuclea a todos aquellos que quieren innovar desde la Ciencia y la Tecnología, emprendedores tucumanos mostraron las ideas en las que están trabajando. Durante las presentaciones de los productos –pactadas en 10 minutos cada una- los participantes pudieron dar cuenta de que, si hay algo en común, es la pasión por una idea que saben valiosa para el resto de la comunidad. Esa es la roca base para enfrentar el trabajo arduo que implica todo lo que hay que construir desde cero: las frustaciones y las alegrías, la búsqueda de socios, la cooperación interdisciplinaria y la búsqueda de financiamiento.

En este proceso, AETTI acompaña a los talentosos tucumanos en un programa que dio en llamar “Camino Emprendedor” en donde las personas que llegan con buenas ideas, encuentran todas las herramientas necesarias para llevarlas a buen puerto. Mediante un entrenamiento, aprenden a enfrentar presentaciones y rondas de negocios para solicitar financiamiento, quizá lo más difícil en la etapa inicial. Pero también el “Camino Emprendedor” los fogonea en otras cuestiones igualmente importantes para cualquiera que se inicia en un proyecto: el trabajo interdisciplinario en equipo, el intercambio de ideas en un ambiente colaborativo y un contexto de contención  para no abandonar a mitad de camino.

La tierra fértil de los emprendedores

El director General de Ciencia y Tecnología de la Ciudad de Buenos Aires, Javier Cuello, participó de la presentación de los proyectos en marcha en Tucumán y analizó las nuevas posibilidades que se abren para los emprendedores en un nuevo contexto.

“Hay mucha ‘materia gris’ en el país pero todavía nos falta lograr una mayor articulación entre los diferentes actores. Para dar un ejemplo, hay muchos científicos que no son emprendedores y, en contrapartida, hay muchos emprendedores que necesitan conocimientos científicos para desarrollar sus proyectos. Nuestro desafío es contactarlos”, explicó.

Sobre dónde está la tierra fértil para formar nuevos emprendedores, el funcionario apostó por las escuelas, debido a la flexibilidad que tienen las nuevas generaciones para adaptarse a un mundo cada vez más vertiginoso. “Cada generación viene con su propio ritmo, cada vez más acelerado por los avances de la tecnología”, reflexionó. “Los chicos tiene a favor que conocen casos de éxitos globales como los de Facebook oGoogle, eso les da una brújula muy importante sobre la manera en la que surgen las nuevas ideas en el mundo y también en nuestro país, con casos como Mercado Libre, OLX, Despegar oGlobant, cuatro ‘unicornios’ que facturan millones de dólares al año y que surgieron de la misma manera”, ejemplificó.

La idea del millón

Un concepto que se desprendió de la exposición de Cuello frente al auditorio de AETTI es que no existe “la idea del millón de dólares”, sino todo lo contrario. Lo recomendable a la hora de emprender es tener varias ideas en mente para ir probando qué es lo que funciona o resuelve un problema puntual. O también tener la suficiente flexibilidad como para ir ‘mutando’ la idea inicial.

“La idea del millón de dólares es una fantasía, es como el que juega un cartón de lotería cada 10 años y piensa que se la gana. Todos los estudios muestran un gran porcentaje de proyectos que mueren al poco tiempo, por eso es recomendable pensar en varias cosas, en cómo resolver problemas”, comparó Cuello, quien sugirió socializar el conocimiento y asociarse con personas que tengan un perfil diferente al propio. “Hay personas más analíticas, más técnicas y racionales y otras que son muy buenas para las relaciones interpersonales. Pueden ser amigos o no pero lo importante es que cada uno cumpla con su rol en la sociedad”, puntualizó.

Sobre el rol de la tecnología, Cuello apuntó que “siempre hay que tener en cuenta que lo más importante en un nuevo emprendimiento es la idea, la tecnología que se utilizará es sólo un medio para llegar a un fin”, afirmó y se animó a vaticinar que el futuro está en la Inteligencia Artificial (AI) y también en las Energías Renovables. “A las personas que tienen una idea, sea en estos temas o en otros, les diría que no lo piensen tanto, que se la jueguen. Todo sucede de manera muy vertiginosa y puede frustarte mucho ser el segundo porque alguien que pensó algo parecido, se animó a intentar”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad