7 de septiembre de 2017 11:30 AM
Imprimir

Aguerre defendió la política de exportación de ganado en pie

En respuesta al estudio presentado por la industria frigorífica.
No existen razones para cambiar una política que ha sido “exitosa” y que habilita la libre exportación de ganado en pie, porque cada vez se faena más, se exporta más carne y, descontado lo exportado, da la misma cantidad de animales que se producían anteriormente con destino a faena, aseguró este miércoles el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Tabaré Aguerre. Respondió así al estudio de la industria frigorífica que cuantificó en US$ 480 millones lo que dejó de percibir la cadena local en valor agregado por ese motivo en última década.
El ministro aseguró que ese informe contratado por las gremiales industriales concluye en una disminución por la pérdida de valor agregado de los animales vacunos que se exportan en pie, y reconoce que es un trabajo incompleto porque no están considerados los efectos favorables que esa política provoca.
Precisamente, Aguerre hizo unos comentarios en ese sentido. El primero es que la actitud de los productores criadores de terneros sería muy diferente si la única alternativa comercial que tuviera la producción animal fuera la industria frigorífica.
Argumentó que existe un mercado totalmente asimétrico, porque hay unos 33 mil productores que ofrecen animales y solo 23 a 25 frigoríficos que exportan, y algunos otros que se dedican solo al abasto interno. Por lo tanto, hay una concentración de la demanda que es muy distinta a la dispersión que tiene la oferta.
Por otra parte, los resultados de mantener esta política desde hace varios años se tiene que medir en el largo plazo, porque la producción de terneros es inelástica respondiendo al tiempo productivo que requiere esta actividad ganadera. Lo que sí es claro es que si se miran los últimos seis años respecto a los seis años anteriores, se puede ver que en los últimos se produjeron 650 mil terneros más, aseguró el ministro.
Pero, además, en los últimos seis años se verificó una mayor faena, también se ha logrado mayor peso en los animales que van a la industria y en los últimos tres años aumentó consistentemente en cada ejercicio la faena y el volumen de carne producida y exportada, remarcó Aguerre.
El titular del MGAP agregó que se ha logrado una relación de precios entre el ternero y el novillo gordo que ha estado siempre a favor del ternero. En la historia de la ganadería, explicó, no se tenía el desempeño que se tiene hoy, y buena parte del negocio radicó en comprar barato kilos flacos y convertirlos en kilos gordos, donde la mayor participación de la ganancia del invernador era darle valor a los animales flacos
.
Por lo tanto, la consecuencia de esta política, además de los cambios en los mercados, requiere tener como base que cada vez se produzcan más terneros.
Y por todos esos argumentos no existe razón para hacer cambios en la política sobre exportación de ganado en pie, concluyó Aguerre.
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Observa

Publicidad