7 de septiembre de 2017 12:49 PM
Imprimir

Cómo hace la industria avícola para recuperar posiciones

El sector viene de un período un año y medio de crisis, motivada por la interrupción de las ventas a Venezuela

Luego de un largo período de crisis, el sector avícola comienza a remontar su situación. Tras decidir un recorte del volumen de producción, la oferta se estabilizó y apuesta a seguir ganando posiciones en el mercado de consumo como un sustituto de la carne vacuna.

“No estamos en la misma situación que hace un mes, porque cambió el contexto. Veníamos de una baja rentabilidad causada por la sobreoferta. En Santa Fe veníamos vendiendo a pérdida desde hacía un año y medio”, explicó a punto biz Alejandro Coianiz, presidente de la Cámara Avícola de Santa Fe y responsable de la firma Criar. Y es que, pese a los aumentos en el consumo interno, los vaivenes del mercado externo y la disminución de las exportaciones, habían provocado que toda la producción se volcara al mercado argentino, y esa sobreoferta provocó una baja en los precios del pollo que se paga en las góndolas.

Ahora, la industria se acomoda para recuperar impulso. Según un informe de Investigaciones Económicas Sectoriales (IES), la producción de carne aviar subió 6,3% entre enero y julio, en relación a igual lapso del año anterior, mientras que, el consumo interno creció 5,8% interanual.

Por otra parte, las exportaciones también vuelven a remontar vuelo. “En 2014 y 2015 venía muy bien la exportación, fundamentalmente a Venezuela, que era uno de los principales compradores. Luego Venezuela dejó de comprar, y eso sumado al atraso del dólar, los elevados costos internos laborales y energéticos que afrontamos y la creciente competitividad de Brasil, nos hizo perder el mercado externo. Pero ahora de a poco vamos retomando algunos mercados, como Rusia, Asia, Europa y Medio Oriente”, afirmó Coianiz.

A nivel nacional, la industria se vio favorecida por el convenio de productividad firmado con Macri a mediados de año, donde se acordó la regularización de la actividad nocturna, principal forma de trabajo en el rubro, para darle mayor dinamismo a los productores, así como un incremento salarial del 25% en dos tramos. Además, desde el rubro se solicitaron Repros para enfrentar el período de crisis.

Pese a la recuperación, el sector debió recortar su producción en un 20%, a los fines de estabilizar el precio del pollo en el mercado interno. Sin embargo, Coianiz asegura que se trata de una medida temporaria que no afectará a las empresas del rubro. “Si bien se está trabajando menos horas por la reducción de la producción, no hubo ni va a haber despidos. A lo sumo se adelantarán vacaciones en algunos casos, pero confío en que el contexto está cambiando”, aclaró.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Punto Biz

Publicidad