9 de septiembre de 2017 12:01 PM
Imprimir

Certificación: un sello de calidad para ser sustentables

En 2016 aumentaron 30% las toneladas y las hectáreas auditadas a nivel mundial

Las certificaciones de calidad se vuelven cada vez más demandas por los mercados. Y esto se advierte claramente en los números de la Mesa Redonda de Soja Responsable (Rtrs, en sus siglas en inglés) que demuestran cómo crece esa tendencia.

La Rtrs es una organización creada en 2006 en Suiza con casi 200 miembros internacionales integrantes de la cadena de valor, promueve el procesamiento y la comercialización de forma responsable para reducir los impactos sociales y ambientales. Actualmente, el Estándar RTRS es el único que garantiza la “Deforestación Cero”.

En un contexto donde los aspectos medioambientales y sociales adquieren cada vez mayor relevancia, la demanda de alimentos a nivel mundial va en dirección al producto certificado. Los compromisos asumidos por los diferentes países hacen que ese factor se convierta en esencial a la hora de comercializar a nivel internacional.

Según los datos de la organización, en 2016 hubo un aumento del 30% en certificación de toneladas y hectáreas a nivel global, alcanzando las 3.090.661 de toneladas y casi un millón de hectáreas. Los productores certificados Rtrs son más de 18.000 en 2017 y pertenecen a Argentina, Brasil, Canadá, China, India, Paraguay, Uruguay y Estados Unidos. La Argentina ocupa el segundo lugar. En 2016, 48 productores certificaron 187.484 hectáreas de las que se obtuvieron 662.445 toneladas de soja. En lo que va de 2017, 61 productores han certificado 90.653 hectáreas.

Desde Rtrs detallan que para obtener el estándar deben cumplirse un total de 106 indicadores, que a su vez durante el proceso de certificación son auditados durante dos jornadas por terceras partes acreditadas local e internacionalmente, dando un marco de mayor transparencia y credibilidad.

Junto a la Asociación Argentina de Productores de Siembra Directa (Aapresid), desde 2013, la organización ofrece la opción de doble certificación, con Agricultura Certificada (AC) y RTRS. Esto permite que en una sola auditoría pueda realizarse la verificación de los principios de ambos estándares. La AC-Aapresid certifica los procesos y el Estándar Rtrs los productos.

Los datos que arroja Rtrs en el crecimiento de héctareas y volúmenes auditados, al igual que lo hacen otros importantes estándares de certificación, muestran una conciencia creciente por cumplir con parámetros productivos cada vez más valorados por los mercados internacionales de consumo y de importación.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: La Nacion

Publicidad