10 de septiembre de 2017 11:04 AM
Imprimir

El asado del domingo en familia, una tradición que ya supera los $1.000

Sólo de carne y achuras para seis personas ya se gasta unos $600. Y hay que sumar todo lo demás

Por ALEJANDRO SALAMONE

Salir a comprar todo lo necesario para el tradicional asado familiar de los domingo significa tener que llevar en el bolsillo no menos de mil pesos. Esto representa un 100% más de lo que costaba en 2014, según un relevamiento similar que en estas mismas columnas se publicó en marzo de ese año.

Por eso, el asadito del mediodía en familia, que podría considerarse para seis personas si se cuenta una familia tipo con algún invitado -abuelos, tíos- , se hace cada vez más cuesta arriba de solventar.

Sentarse alrededor de la mesa seis personas para comer costilla, vacío, chorizo y algún riñón o chinchulín, más la ensalada, las bebidas y el postre, el pan y el carbón necesario para asar, ya representa un gasto que, de acuerdo a la calidad de la carne, puede superar tranquilamente los 1.000 pesos.

Si se reemplaza la carne vacuna por la de pollo, el presupuesto es algo más barato, pero para los amantes de prender el fuego y tirar algo a la parrilla “no es lo mismo…”, aseguran.

También es más económico comprar pastas frescas, ravioles, sorrentinos o fideos caseros con su salsa correspondiente, aunque en ese caso no se va a gastar menos de 500 pesos con todo lo necesario para una mesa bien servida.

CARNE Y ENSALADA

A la hora de salir a hacer los mandados para “armar” un asado hay que tener en cuenta los siguientes costos:

El kilo de carne de vaca, ya sea vacío o costilla (llamada popularmente asado), cuesta actualmente 160 pesos en promedio, hablando de un corte de ternera y de mediana calidad. Para seis personas se hace un cálculo de tres kilos, es decir medio por cada una, lo que da hasta ahí 480 pesos. Pero si le agrega un kilo de chorizo que vale 85 pesos y un riñón que está alrededor de 50 pesos, la suma sólo de lo que va arriba de la parrilla da 615 pesos.

Pero también hay que tener en cuenta el acompañamiento de la carne. Y un clásico es la ensalada mixta de tomate, lechuga y cebolla. El kilo de tomate (generalmente se calcula para seis) vale en la Ciudad, en promedio, 35 pesos, dos o tres cebollitas se pagan 20 pesos, otro dos plantitas de lechuga están, monedas más monedas menos, a 25 pesos. Es decir, el preparado de la ensalada va a ronda los 90 pesos.

BEBIDAS, POSTRES Y EL CARBON

Como es sabido existe una amplia variedad de vinos con precios para todos los gustos, pero uno 3/4 de aceptable calidad cuesta hoy unos 100 pesos. Una gaseosa de 2 1/4 litros está en 36 pesos y una soda en 15 pesos. La suma de estas bebidas para la mesa familiar da 151 pesos que se agregan, entonces, a los 615 pesos de la carne y los 90 pesos de la ensalada, llegando hasta a aquí a los 856 pesos.

Y aún faltan sumar dos cosas para que la parrillada dominguera esté completa, el carbón, que se consigue a razón de 70 pesos la bolsa de 4 kilos, el pan a 40 pesos el kilo, y el postre, que se toma el clásico helado, para seis personas, puede hablarse de 200 pesos por un kilo y medio.

O seas, el total, para la mesa familiar de fin de semana, llegaría a 1.166 pesos.

Cabe destacar que los carniceros de la Región, señalaron a este diario que con respecto al año pasado, el incremento promedio de los cortes de carne vacuna subieron aproximadamente un 20 por ciento. Mientras las verduras también aumentaron en el mismo porcentaje. Como se dijo, se se compara con hace tres años, en 2014, el incremento es del 100 por ciento.

SUBE CONSUMO

Luego de años de caída y a pesar de los precios que en los cortes más caros llegan hoy por hoy a los $200, como el caso del lomo, las últimas estadísticas de entidades vinculadas al rubro dan cuenta de una suba en 2017 del consumo de carne vacuna

La faena de ganado bovino aumentó en julio casi 4% con relación al mes anterior, ratificando así la tendencia positiva iniciada a fines de 2016, informaron recientemente desde el Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas.

“El crecimiento de la oferta en parte se ha volcado al mercado local, por lo que a julio de este año se ha registrado un consumo de carnes bovinas per cápita cercano a los 57 kilos por habitante por año, 3% superior al de 2016”, destacó su presidente Mario Ravettino a un medio porteño.

En julio se faenaron 1,06 millones de cabezas, con el promedio diario más elevado de lo que va de 2017; a partir del último trimestre de 2016 se observó una reversión en la tendencia positiva de la curva hasta superar en los últimos meses el millón de cabezas, destacó el informe.

En tanto, en los primeros siete meses de 2017 se sacrificaron 7,1 millones de bovinos, 7% más que en igual lapso del año pasado; y entre agosto de 2016 y julio de 2017 la cantidad de animales sacrificados superó ligeramente los 12,2 millones de cabezas, 5% por encima del igual período en 2015/16, precisó la entidad.

Ravettino explicó que “el nivel alcanzado es un 3,6% inferior al promedio de la última década, pero debe destacarse que ello está fuertemente condicionado por el deterioro experimentado en los últimos años”.

“En relación a los registros de mediados de la década del 2000 (8 millones de cabezas en promedio), el total sacrificado está aún un 11% por debajo”, advirtió Ravettino, aunque vaticinó que “todo indicaría que el ejercicio 2017 cerrará con una faena de ese orden y similar a la de 2015”.

La proporción de hembras en el total sacrificado fue de 42,3%, aún alta pero por debajo de los registros de los últimos meses, como consecuencia de que ha terminado el proceso de depuración de los planteles de vacas, habitual en los meses de invierno.

“Será preciso monitorear si esta tendencia se sostiene en el tiempo, para ver si toma nuevamente impulso la recomposición del rodeo bovino que se interrumpió en los últimos meses”, alertó el titular de la entidad sin fines de lucro que nuclea a las mayores empresas frigoríficas exportadoras de carnes vacunas del país.

 

Precios

$160
Es lo que cuesta, en promedio, el kilo de costilla o de vacío. La tapa de asado ronda los $140. A veces se consiguen ofertas de carne para la parrilla por $100 o $110, pero la calidad no es la misma.

$90
Es lo que vale hoy hacer una ensalada para seis personas, la clásica mixta que incluye tomate, lechuga y cebolla. Los precios se sienten en las verdulerías.

$36
Es el precio de una clásica gaseosa en envase de dos litros y cuarto. La misma gaseosa de marca, en el año 2014, costaba 15 pesos. El aumento en tres años fue más del 100%.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Diario El Dia

Publicidad