10 de septiembre de 2017 11:01 AM
Imprimir

Hamburguesas: un alimento elegido

El 50% de los hogares argentinos compra este producto al menos una vez al año

Se dice que surgió en Hamburgo en el siglo XVI y que rápidamente se propagó hacia otras latitudes: la hamburguesa, que de ella se trata, también ocupa un lugar destacado en la mesa de los argentinos: según la consultora Kantar Worldpanel, el consumo per cápita dentro del hogar es de 570 gramos por año.

Se trata de una categoría comprada por el 50% de hogares en un año y es la de mayor masividad en el mundo de los alimentos congelados. De cada $ 100 gastados a los largo de un año en este tipo de productoseste sector, $ 54 se destinan a hamburguesas.

Los hogares las adquieren, en promedio, cada 58 días, y llevan aproximadamente 3,7 kilos en cada visita al punto de venta. El supermercado es el tipo de comercio favorito para la compra, y le sigue el autoservicio.

La categoría se destaca por tener un perfil de nivel socioeconómico medio alto (hay 6 puntos porcentuales más de penetración del producto en la punta de la pirámide que en la base: los índices son de base: 53% y 47%, respectivamente). Tiene mayor presencia en familias numerosas, con amas de casa de 35 a 49 años y del área metropolitana de Buenos Aires.

El 55% del consumo de hamburguesas se da en los hogares; el resto, en los locales de comida rápida como McDonald’s, Burger King y Mostaza, entre otros, que suman unos 350 en el país, sin contar los dedicados a la hamburguesa gourmet.

Pero ¿en qué consiste esta comida? Una hamburguesa es un alimento en forma de bocadillo de carne picada aglutinada en forma de filete, cocinado a la parrilla o a la plancha, aunque también puede freírse u hornearse. Fuera del ámbito de habla hispana es más común encontrar la denominación inglesa burger. Tiene forma de disco, aunque algunas cadenas históricas, como la estadounidense White Castle, las sirven de forma rectangular.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: La Nacion

Publicidad