10 de septiembre de 2017 11:26 AM
Imprimir

Los tambos robotizados en Australia no llegan a cubrir un 1% de la producción nacional luego de 13 años de introducción de la tecnología

En 2004 comenzó en Australia el proyecto  FutureDairy–que tiene sede en el Campus Camden de la University of Sydney– para promover la adopción de nuevas tecnologías en tambos. En ese marco se evaluó un tambo robotizado con 50 vacas en ordeñe. “Actualmente existen 42 productores en Australia ordeñando con robots, los cuales tienen casi 11.000 […]

En 2004 comenzó en Australia el proyecto  FutureDairy–que tiene sede en el Campus Camden de la University of Sydney– para promover la adopción de nuevas tecnologías en tambos. En ese marco se evaluó un tambo robotizado con 50 vacas en ordeñe.

“Actualmente existen 42 productores en Australia ordeñando con robots, los cuales tienen casi 11.000 vacas que producen 60 millones de litros con esa tecnología”, indicó el investigador argentino Nicolás Lyons, quien se desempeña como coordinador de Desarrollo de Sistemas de Ordeño Automático en el Department of Primary Industries del gobierno provincial de New South Wales (Australia).

“Se trata de una baja proporción para los 6000 tambos que hay en Australia, pero una encuesta señala que el 70% de los tamberos, si hoy tuviese que instalar una nueva sala, consideraría a los robots”, añadió durante un seminario en innovación lechera organizado en la Fauba por el Ministerio de Agroindustria y la Embajada de Australia en la Argentina.

En términos de producción, la leche producida con tambos robotizados no llega a representar el 1% de la producción nacional (que se encuentra en torno a 9000 millones de litros anuales).

“Hay tambos con robots ordeñando entre 110 y 800 vacas; esta tecnología empieza a permitir un montón de cosas, como ordeñar los animales más frecuentemente, lo que debería genera un aumento de la producción; mejorar la sanidad de las ubres y la calidad de la leche; y generar una disminución de los problema de patas porque los animales con este sistema caminan en forma voluntaria”, explicó Lyons

“Pero no es gratis: tiene mayores costos de energía –porque funciona las 24 horas– y un mayor costo de instalación; diez productores con tambos robotizados que son monitoreados económicamente tienen retornos positivos, pero eso en un contexto como el australiano, donde la facilidad de acceso al crédito es muy diferente al de la Argentina”,

Los equipos robotizados realizan las prácticas de rutina de un tambo (tales como lavado, secado y desinfección de los pezones, además de detección de mastitis), además de ordeñar las vacas con brazos mecánicos, lavar las pezoneras y captar datos productivos de cada animal que integra el rodeo lechero. Para usar robots se requiere diseñar un sistema de ordeño voluntario (Voluntary Milking System), que implica que tienen que establecerse los incentivos necesarios para que las vacas ingresen a la unidad de ordeño robotizado con una frecuencia mínima.

La ventaja de la robotización consiste en la eliminación de los horarios extremos y las tareas suciaspara emparejar las características del trabajo lechero con cualquier otro realizado en ámbitos urbanos. Por ejemplo: con esa metodología los trabajadores pueden levantarse a eso de las ocho de la mañana para comenzar su jornada laboral; no es necesario madrugar. Vale recordar que en Australia la mayor parte de los propietarios de tambos son los que se encargan de las tareas de ordeñe y que un tercio de los establecimientos no tiene empleados, es decir, se gestionan solamente con mano de obra familiar.

En el mercado internacional existen cuatro compañías que comercializan equipamiento robótico para tambos. Lely fabrica equipos de box unitario, es decir, que emplean un brazo robótico por brete. DeLaval, además de sistemas de box unitario, comercializa una rotativa automática con cuatro brazos robóticos para 24 bajadas. Y las empresas GEA e Insentec diseñan robots “multi-box” que cuentan con un brazo robótico que funciona en múltiples bretes (cuando termina de colocar las unidades en un brete, se traslada al siguiente).

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: valorsoja.com

Publicidad