11 de septiembre de 2017 10:35 AM
Imprimir

Creció 5% la producción de carne y hay alerta por el aumento en faena de hembras

En los primeros ocho meses del año se sacrificaron 8,2 millón de cabezas. El porcentaje de faena de vacas fue de 42 sobre el total. El consumo per cápita está en 57 kg, según el ABC.

La producción de carnes bovinas creció en Argentina 5% desde que arrancó el año, en comparación con el mismo período de 2017, al alcanzar en agosto las 1,8 millones de toneladas, de acuerdo a datos del Consorcio de Exportadores ABC.

En los primeros ocho meses de 2017, se han sacrificado 8,2 millones de bovinos, un 7% más que en igual lapso del año pasado. El nivel alcanzado es un 3,5% inferior al promedio de la última década.

En agosto, la faena alcanzó 1,1 millones de cabezas, casi 4% más que en julio, aunque debe resaltarse que parte de este aumento está ligado a la existencia de un día más de actividad dentro del período.

“Con algunas oscilaciones, la faena ha mantenido una tendencia ascendente desde fines de 2016, pero el crecimiento se ha atenuado en los últimos meses”, dice el informe.

El presidente del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas, Mario Ravettino, expresó que en los doce meses que corren de septiembre de 2016 a agosto de 2017, la cantidad de animales sacrificados superó ligeramente los 12,3 millones de cabezas, 5% por encima del igual período en 2015/16.

“Todo indicaría que el ejercicio 2017 cerrará con una faena de ese orden y similar a la de 2015”, dijo Ravettino.

Alerta

La proporción de hembras en el total sacrificado fue del 42,8%, mayor a la del mes anterior, confirmando una creciente presencia, especialmente de vacas, dentro de la faena nacional.

“Esta composición de la faena constituye un indicador poco promisorio para el sector, tanto por revelar un perfil de la oferta de carnes con menor presencia de novillos que reportan carne de mayor valor, así como también porque limitaría la recomposición del rodeo vacuno”, alarmó Ravettino.

Agregó el experto que el crecimiento de la oferta se ha reflejado tanto en el mercado local como en la modesta mejora de nuestras exportaciones.

En consecuencia, el consumo de carnes bovinas per capita se estimó en 57 kg/habitante /año – manteniendo estables los embarques externos -; 2 kg mayor al de 2016.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad