12 de septiembre de 2017 23:23 PM
Imprimir

La producción de cereales este año, será mayor a la de 2016

La FAO pronosticó que para este año la producción mundial de cereales se situará en 2 mil 611 millones de toneladas, esto principalmente por la producción de trigo y cereales secundarios

El pronóstico sobre la producción mundial de cereales en 2017 se ha alzado 18,4 millones de toneladas desde julio, situándose en 2.611 millones de toneladas, es decir, ligeramente por encima del récord de 2016. La revisión se debe en su mayor parte a la mejora de las perspectivas de producción de trigo y cereales secundarios.
Actualmente, se prevé que la producción mundial de trigo en 2017 ascenderá a 748,8 millones de toneladas, esto es, 8,9 millones de toneladas (un 1,2 %) por encima de la previsión de julio. El incremento es principalmente resultado de la mejora de las perspectivas de producción en la Federación de Rusia, gracias a unas precipitaciones beneficiosas que han impulsado aún más las expectativas de rendimiento. Este aumento compensa con creces las revisiones a la baja realizadas respecto del Canadá y de los Estados Unidos, donde el clima seco siguió afectando negativamente a las perspectivas de rendimiento.
Confirmando las expectativas de un nuevo aumento, se prevé que la producción mundial de cereales secundarios ascenderá a 1.359 millones de toneladas, es decir, 9,0 millones de toneladas (un 0,7 %) más de lo previsto en julio. El ajuste al alza de este mes obedece al incremento previsto de la producción de maíz y cebada, especialmente en el Brasil y la Federación de Rusia.
La utilización mundial de cereales en 2017/18 aumentará con mayor rapidez de lo previsto en julio

Las previsiones actuales indican que la utilización mundial de cereales ascenderá a 2 591 millones de toneladas, es decir, 23 millones de toneladas (un 0,9 %) más que en 2016/17. Este nivel representa un aumento de 7,5 millones de toneladas respecto de la previsión realizada en julio y refleja los ajustes al alza en el consumo total de trigo y maíz.
Actualmente, se prevé que la utilización de trigo en 2017/18 se aproximará al nivel récord de 2016/17, dado que los abundantes suministros mundiales estimularán su consumo como alimento, compensando las previsiones de disminución del uso de trigo como pienso.
Según las previsiones, la utilización total de cereales secundarios en 2017/18 aumentará en 17,6 millones de toneladas (un 1,3 %) en términos interanuales, principalmente a causa de un incremento de 15 millones de toneladas (un 2,6 %) del uso de maíz como pienso, que alcanzará un máximo histórico de 592 millones de toneladas.
La FAO también ha incrementado su previsión de julio sobre el consumo mundial de arroz en 2017/18, situándolo en 506 millones de toneladas. Este nivel supondría un aumento del 1,3 % en términos interanuales, sostenido por un incremento de 5,0 millones de toneladas del uso de este producto básico como alimento, que ascendería a 406 millones de toneladas.
Mejoran las perspectivas sobre el comercio de cereales en 2017/18

El pronóstico de la FAO acerca del comercio mundial de cereales en 2017/18 se ha incrementado en 8 millones de toneladas desde julio hasta alcanzar un récord de 403 millones de toneladas, lo cual supone un aumento de 8,7 millones de toneladas (un 2,2 %) respecto de 2016/17.

El pronóstico de la FAO acerca del comercio internacional de trigo en 2017/18 (julio/junio) se ha incrementado desde julio en casi 3 millones de toneladas, debido al aumento de la demanda de importaciones, en particular en el Brasil y la India. Situándose en unos 175 millones de toneladas, el comercio mundial de trigo se mantendría prácticamente inalterado respecto del nivel sin precedentes de la campaña anterior.

El comercio mundial de cereales secundarios en 2017/18 (julio/junio) se encamina hacia un crecimiento anual del 5,4 %, siendo probable que el comercio de maíz alcance un récord de 144 millones de toneladas. Esta última previsión sobre el comercio de maíz se ubica 4 millones de toneladas por encima de la de julio, debido a unas importaciones de China, México, la República Islámica del Irán y la Unión Europea mayores de lo previsto.

Se calcula que el comercio mundial de arroz en 2018 alcanzará los 44,8 millones de toneladas, es decir, ligeramente por encima de la previsión actual para 2017, respaldado por la firme demanda en el Cercano Oriente y el África occidental.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad