15 de septiembre de 2017 14:49 PM
Imprimir

Sectores de la estiba insisten con prospectar el calamar del norte

El titular de la empresa de estibaje Pequeña Marina, Juan Carlos Elguero, es una de esas voces: “Queremos que se haga una prueba con un potero”, dice.

Distintos sectores de la estiba local creen necesario evaluar la posibilidad de reabrir la zona ubicada al norte del paralelo 44° a la pesca de calamar. El reclamo emergió en la marcha que días atrás realizaron los trabajadores del sector por mayor trabajo.

En la misma línea se manifestó el socio gerente de la empresa de estibaje Pequeña Marina, Juan Carlos Elguero. La firma, vale recordarlo, es responsable del ochenta por ciento de las descargas que realizan en Mar del Plata los poteros de origen chino y coreano.

En diálogo con Pescare.com.ar, Elguero reflejó su mirada: “Ya que el Inidep hoy no tiene un barco para investigar, yo estoy planteando hacer una prueba como hicieron con el langostino; hacer la prueba con un potero para ver si hay calamar”.

Mirando el muelle y los desembarques de los buques arrastreros, el empresario cree que el illex tiene buena presencia: “Si ves lo que declaran los arrastreros, te das cuenta de que calamar hay. No estoy en contra de nadie, pero si hay para uno, hay para todos”, reclamó.

Según el reporte que elabora la Subsecretaría de Pesca de la Nación, entre julio y agosto de este año los arrastreros bordean las 200 toneladas de calamar descargadas.

Desde una óptica retrospectiva, la estadística oficial indica que entre septiembre y diciembre del año pasado los arrastreros aportaron 3 mil toneladas a los muelles sobre un global faenado de 60 mil.

Fuera de agenda

En este marco, tanto en la Subsecretaría de Pesca como el Consejo Federal Pesquero consideran “inviable” la iniciativa de reabrir el área norte del caladero a esta altura del año. De hecho, el tema no está incorporado a la agenda que discute el cuerpo.

“Dicen que cuidan el recurso, pero las capturas de calamar vienen cayendo. Siempre hablando del norte, en 2016, los chinos hicieron una marea y media. Terminaron de pescar en julio y este año no llegaron a hacer una marea completa”, replicó Elguero.

Su inquietud también se centra en los tamaños: “Hace tres años que de lo que se ha pescado en el norte de vaina (requiere un tamaño M de base) no han hecho más del diez por ciento. Todo lo demás fue entero S y doble S”, cuantificó.

En cualquier caso, adelantó que habrá nuevas manifestaciones públicas de protesta: “Nos estamos juntando los prestadores de servicio para pedir que le den la posibilidad de salir a algún barco potero y vamos a hacer una manifestación más grande que la del otro día”, dijo.

Respecto al resto de las pesquerías, la otra inquietud de los estibadores tiene que ver con los incentivos para el trabajo de la flota fresquera local y las plantas de tierra, a partir de la migración de una parte de la flota hacia el langostino.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Pescare - Mar del Plata

Publicidad