15 de septiembre de 2017 17:00 PM
Imprimir

Nueva Zelanda está migrando a la producción de carne

Los ganaderos han optado por dejar el negocio de la lechería y transformar sus explotaciones en grandes criaderos dedicados a la ceba, por lo que los multinacionales ven en Colombia una oportunidad importante que fomente el incremento del rubro lácteo.
En el marco de Expo Agrofuturo que concluye hoy, uno de los grandes invitados al evento que celebró este año su edición número 11 fue Nueva Zelanda, país que llevó a la actividad importantes empresas relacionadas con el sector ganadero y frutícola.
Una de ellas fue CRV global, quien a través de Cristian Uribe, gerente técnico para Latinoamérica, dio a conocer el panorama de la lechería de Nueva Zelanda y la migración que adelantan los ganaderos hacia la producción de carne. Incluso reveló que países como Colombia y Argentina tienen un potencial importante para la obtención de leche de alta calidad.
Agregó que la ganadería colombiana, por estar en un país tropical con suficientes superficies para pasturas, debe cambiar el enfoque genético que se ha estado usando hasta ahora para lograr ser proveedor lácteo de los empresarios neozelandeses.
Para Uribe, es esencial reducir los pesos vivos, aumentar la productividad por hectárea y cambiar el concepto que tiene toda la región de seguir insistiendo con genética americana o canadiense. “Yo no puedo traer un Ferrari a un camino de tierra”, así no se van a dar las condiciones óptimas para un ganado confinado como han sido los procesos de selecciones en EE.UU y Canadá en donde prima la alta producción.
“Buscamos un animal más longevo y vitalicio. Estamos preocupados por el estancamiento del negocio, incluso muchos productores están saliendo del mismo y se están transformando en explotaciones dedicadas a la producción de carne, que han tenido mejores números durante los 3 últimos años”, confesó.
Amplió y sostuvo que el decrecimiento de Norteamérica en un 8 o 9 %, ha obligado a la industria neozelandesa a apostarle a crecer bajo un sistema netamente a pastoreo en países como Colombia, Ecuador, Costa Rica o incluso Argentina a pesar de sus problemas políticos e inestabilidad.
Incluso indicó que la migración que se está presentando le preocupa al sector porque son menos cabezas dentro del stock de animales dedicados a la obtención de leche. Pero es visto como una oportunidad para gente que pueda desarrollar ambos negocios, “quizá segregando presión en el hato lechero, trabajando con aquellos animales de valor genético, siguiendo con los mejores toros de las razas lecheras y del programa de pastoreo”, y en aquellos de menor rendimiento se deben cruzarse con Angus, puede ser una alternativa más viable y de mejor desempeño si se llega a trabajar con una especie doble propósito.
Percepción de Colombia
Para Uribe es necesario aumentar la productividad y carga por hectárea, por eso se han venido haciendo pruebas a través del cruce Jersey x Holstein, que son animales seleccionados, de un tamaño menor, una capacidad corporal superior así como la de su mandíbula que le permite consumir una mayor cantidad de materia seca.
Creemos que ese es el norte: aumentar la productividad por hectárea dejando a un lado la producción individual, sino unir todo el hato y sumarle la superficie utilizada para la explotación. La inclusión de las razas cebuínas nos ha dado buenos resultados: cruce de Holstein x Jersey x Cebú (hatos taurindicus o Girolando). Dándole ese porcentaje cebuíno con esa habilidad termorreguladora que tiene, creemos que va a dar resultados en países como Colombia o Ecuador”, remató.
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente:

Publicidad