16 de septiembre de 2017 11:47 AM
Imprimir

“Los altos costos internos son un problema para producir legumbres”

Lo sostuvo Nicolás Kornoubi, vice presidente primero de la Cámara de Legumbres de la República Argentina (Clera)

1- ¿Cuál es contexto actual de la producción de legumbres en la Argentina?

Como no hay datos oficiales, las estimaciones que obtenemos son desde la cámara a partir de venta de agroquímicos o de semillas que se utilizaron. Y este año estaría cerca de las 700.000 hectáreas en total de legumbres secas. De garbanzo se sembraron 140.000 hectáreas. De arveja, alrededor de 100.000 hectáreas. De lentejas, unas 30.000 hectáreas. Y el área del poroto, una legumbre que se siembra en el norte del país en febrero, es de alrededor de 400.000 hectáreas (entre blanco, negro, los de color).

2- ¿Cuál es la legumbre que está en auge?

El garbanzo es la legumbre que más ha crecido.Se siembra hace 20 años de forma masiva en el norte de Córdoba. Luego, ante los problemas comerciales del trigo, se presentó como gran alternativa como cultivo de invierno. Y en los últimos dos años tomó un nuevo envión principalmente por los buenos resultados del cultivo y por otro lado, el auge de los precios internacionales. Es super rentable para el productor. Es un cultivo que llegó para quedarse. El productor cada vez lo produce de forma más eficiente. Los precios rondan entre U$S 1.000 a U$S 1.500, dependiendo del tamaño.En referencia a las otras legumbres, en el caso de la lenteja y la arveja han crecido también. Y el área del poroto se mantiene en los últimos años.

"Los altos costos internos son un problema para producir legumbres"

Kornoubi destacó que este sector tiene mucho potencial para seguir creciendo.

3- ¿Qué porcentaje de las legumbres queda en el mercado interno y cuánto se exporta?

Las legumbres, sacando la arveja y lenteja, casi no se consumen aquí. Argentina no es un país que consuma proteína vegetal, se basa más en proteína animal. La proteína vegetal no es un hábito de consumo. Los hábitos comienzan de familia y es muy difícil cambiar los hábitos de consumo. .La producción está orientada a la exportación.

4- ¿De cuánto es el mercado de las legumbres en el país?

El mercado de exportación de las legumbres varía entre U$s 500 a U$S 550 millones por año en la cual el garbanzo, con U$S 140 millones, y los tres tipos de poroto, con 350 millones, son los principales cultivos generadores de divisas. La arveja tiene un precio accesible (U$S 350 por tonelada) y se exporta por U$S 50 millones. Y la lenteja se consume en su totalidad en el país. El mercado de legumbres es muy interesante y atractivo.

5- ¿Se abrieron nuevos mercados a partir de las nuevas políticas?

Las legumbres en general son negocios que dependieron siempre de la exportación. Asuma quien asuma, la apertura de nuevos mercados no va a depender de los gobiernos de turno. Nosotros trabajamos para mantener los mercados y abrir nuevos. Pero es muy complejo. Hay mercados sostenidos, como el de Europa (España, Portugal, Francia), el de Argelia en Africa, que además es una puerta a los países del norte del continente. El de Medio Oriente, liderado por Turquía. En el caso del poroto negro se embarca a Brasil.

6- ¿Cuál es el principal desafío que tiene la cadena de legumbres?

Crecer en producción de una manera sostenida, sustentable y equilibrada. Es necesario que Argentina tenga un marco económico, político y regulatorio donde incentive la producción de legumbres .Se ha mejorado mucho, pero falta. Los altos costos internos son un problema para producir legumbres. Atraso cambiario, inflación y altos costos en la cadena de exportación.

7- Teniendo en cuenta este contexto, ¿en qué situación está el país?

La producción siempre va a variar de acuerdo a la demanda y de los precios internacionales. Pero en Argentina no solo dependés de esto, sino de los costos internos, que en otros países son más sostenidos y tienen políticas previsibles. La Argentina pierde competitividad. A los costos de hoy, producir legumbres es muy difícil. Hay que tener mucha experiencia y conocimiento en los cultivos.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Clarin

Publicidad