19 de septiembre de 2017 09:56 AM
Imprimir

Conozca las causas internas y externas de la retención de placenta en bovinos

Dificultades de parto Este tipo de dificultades son las causas más comunes de retención placentaria. Dentro de estas dificultades tenemos: Parto prematuro: por inmadurez de los placentomas debido al corto tiempo de gestación. Parto gemelar: causa cotiledonitis, deficiencia nutricional de la madre y atonía uterina. Parto inducido: causa cotiledonitis y atonía uterina dificultando la expulsión, y […]
Dificultades de parto
Este tipo de dificultades son las causas más comunes de retención placentaria.
Dentro de estas dificultades tenemos:
Parto prematuro: por inmadurez de los placentomas debido al corto tiempo de gestación.
Parto gemelar: causa cotiledonitis, deficiencia nutricional de la madre y atonía uterina.
Parto inducido: causa cotiledonitis y atonía uterina dificultando la expulsión, y
Distocias: disminuye la inercia uterina impidiendo el desprendimiento de la placenta.
Gestaciones cortas y largas: Cuando la duración de la gestación se disminuye o se alarga un promedio de 5 días se presentan fallas en la síntesis de PGF2α lo cual aumenta la incidencia de retención placentaria. En el caso de las gestaciones largas, la retención se presenta por la avanzada involución de los placentomas.
Torsión y atonía uterina: Cuando se presenta torsión uterina se disminuye la inercia uterina impidiendo el desprendimiento normal de la placenta y causando la retención.
Cuando se presenta la atonía uterina también hay retención puesto que parte del mecanismo de expulsión de la placenta depende de estas contracciones. Esta atonía comúnmente es causada por deficiencias nutricionales.
Desordenes hormonales: Se presentan principalmente en vacas recién paridas que no presentan cuerpo lúteo.
En ellas predomina la acción estrogénica, por lo que la involución del útero es lenta y esto causa la retención.
La retención también se presenta por la deficiencia de progesterona.
Así mismo, los niveles de prostaglandina se encuentran bajos en los casos de retención y las prostaglandinas son esenciales para la correcta expulsión de la placenta.
Edad: La incidencia de RP en vacas primíparas está en torno al 3.5%, a diferencia de las vacas de noveno parto, en las cuales afecta un 24.4% lo que quiere decir que a mayor edad mayores probabilidades de presentar retención.
Causas externas
Estrés: En el caso de estrés calórico las vacas con piel negra o pelo negro absorben más calor por lo que pueden llegar a elevar su temperatura, lo cual es causa de infertilidad.
El flujo de sangre de la circulación interior se desvía a la circulación periférica en un intento de reducir la temperatura corporal.
La reducción del flujo de sangre a los órganos reduce los nutrientes disponibles e incrementa los productos bioquímicos de desecho a nivel de los tejidos.
Dentro de los órganos que dejan de percibir sangre se encuentran los oviductos, ovarios y útero, este último muy importante si el estrés se presenta en el parto, ya que puede ser causa de retención.
Higiene: En aquellas explotaciones donde no se tiene la precaución de desinfectar periódicamente el lugar después del parto habrá mayor prevalecían de bacterias muy agresivas que se instalarán rápidamente en el útero produciendo infecciones agudas que podrían causar cotiledonitis o placentitis.
Recomendaciones
A continuación se relacionan algunas recomendaciones para evitar este problema en sus fincas:
  • Suplemente: ningún pasto por verde, abundante y fresco que esté cubre la totalidad de los requerimientos nutricionales. La suplementación mineral no es un gasto, es una inversión que le ahorra mucho dinero en tratamientos costosos además del anestro por déficit nutricional.
  • Sea sensato: no insemine sus vacas y novillas estrechas con razas pesadas. Busque en sus catálogos aquellos toros con peso al nacimiento negativo (carne) o facilidad de parto (leche). Recuerde que el peso al nacimiento no guarda relación con el peso al destete.
  • Ayúdele a la vaca: una dosis de PGF2α al momento del parto puede ayudarle a expulsar correctamente todas las membranas.
  • Vacune: nuestros países están llenos de IBR/DVB/Leptospira/Brucela. Mantener unos animales sanos es la mejor inversión que puede hacer en su ganadería. Ahorrar en sanidad es ahorrar en crías.
  • Bienestar: si a usted no le gusta estar todo el día al rayo del sol a sus vacas tampoco. Todos los animales requieren sombra para protegerse de las altas temperaturas. Igual ocurre con la higiene. Corrales húmedos o llenos de excrementos causan estrés y enfermedades.
Fuente: Causas de retención placentaria en el ganado bovino. Rocha Jaime, Cristóbal y Córdova-Izquierdo, Alejandro. Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Xochimilco.
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: ContextoGanadero

Publicidad