20 de septiembre de 2017 22:48 PM
Imprimir

“China será algo revolucionario para las exportaciones de carne”

Así lo ve el presidente del Ipcva. ‘Chito’ Forte afirmó que el negocio de Argentina con ese país “no tiene techo”. Crece el consumo a pesar del menor poder adquisitivo.

El presidente del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina, Ulises Forte, destacó que “el mundo está demandante” de carne argentina a la vez que el mercado interno está muy consolidado, por lo que se mostró muy optimista sobre el futuro del sector.

“El potencial de crecimiento para la carne vacuna es tremendo. Asia y en especial China no tienen techo: le vamos a vender todo lo que seamos capaces de producir”, aseguró ‘Chito’ Forte en la apertura del encuentro realizado este martes en la ciudad tucumana de Yerba Buena al que asistieron más de 300 productores se dieron cita en el seminario y otros 800 lo siguieron en vivo a través de internet.

Asimismo, remarcó que “cuando los protocolos para carne enfriada y con hueso se apliquen en China, será algo revolucionario para las exportaciones”, y confió en que la apertura de Estados Unidos está “a la vuelta de la esquina y en Europa todavía no fuimos capaces de cumplir con la Cuota Hilton, así que tenemos muchas posibilidades para crecer”.

Forte puso sin embargo algún reparo al referirse a las inundaciones que afectaron a las regiones ganaderas. “Pueden afectar el crecimiento de la ganadería pero no la demanda. Ahora hay que esperar a ver qué pasa con el crecimiento, que puede verse afectados por el clima. Pero la ganadería tiene un tremendo futuro: hacer carne y venderla es el futuro para los próximos 30 años”.

En tanto, remarcó que “hacen falta políticas de Estado, una reforma impositiva y tiene que aparecer más financiamiento. “Estamos muy lejos del techo. Y nuestros competidores son países que están cerca del techo. La calidad de la carne argentina se mantiene intacta. Tenemos muy buena carne para competir, ése es nuestro gran desafío”, concluyó.

Producción, consumo y exportación

El jefe de Promoción Interna del Ipcva, Adrián Bifaretti, disertó acerca del comportamiento de la producción, los precios y el consumo de carne vacuna.

Respecto de la faena señaló que en los primeros 8 meses del año hubo un 8% más de animales faenados, pero que seguimos consumiendo animales muy chicos, y por eso el incremento de la producción es parecido al de la faena. Además, comentó que la faena de hembras representó el 42,5% del total, lo que demuestra una cierta estabilización en los últimos meses.

“La Argentina tiene hoy salarios en dólares altos comparado con otros países, pero el poder adquisitivo es bastante bajo. Sin embargo, el consumo de carne mostró un crecimiento del 7% en el período enero-agosto”, aseguró.

Jorge Torelli, representante en el Ipcva por la Unión de Industrias Cárnicas Argentina, fue el responsable de analizar los mercados internacionales. Entre ellos destacó que es muy interesante que se recupere Rusia, para que haya presión de compra y los precios internacionales vuelvan a crecer. Respecto de este país, señaló que el volumen de compras en dólares creció un 87% desde el año pasado.

Según el especialista, actualmente China, Alemania y Chile son los mayores generadores de ingreso de divisas por la compra de carne y sus derivados. Además, agregó que “estamos en negociación con Corea y Japón, que son grandes compradores de carne”.

Ganadería en el NOA

El asesor privado Juan Elizalde inició su disertación recordando que en ganadería hay que adaptarse a los recursos forrajeros y por lo tanto al clima. En el NOA, continuó, las pasturas de megatérmicas se pueden diferir para utilizar en junio-noviembre. En estos casos, se requieren 80 kg de materia seca para producir un kg de carne en el ciclo completo, mientras que en la región pampeana, por ejemplo, donde los forrajes se consumen a medida que crecen, sólo se requieren 44 kg.

Frente a esta limitante, planteó como alternativas la inclusión de un suplemento proteico en otoño-invierno, o los corrales de recría, que ocuparían el lugar del diferido en el invierno. De 1,5 cabezas por ha en primavera se puede pasar a 4, comiendo todo el pasto en este período de gran crecimiento. Esto implica que el margen bruto por hectárea pase de U$S 70 a U$S 300.

Durante el encuentro, además, se llevaron a cabo otras disertaciones, como “Trashumancia del Ganado Criollo en Tafi del Valle” (Ing. Zoot. Carlos Marino) y “Oportunidades de la ganadería en la región NOA” (Ing. Agr. Darío Colombatto).

Noticias AgroPecuarias

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad